scorecardresearch

Una década separa la edad media de españoles y extranjeros

R. CH.
-

La comunidad japonesa es la más veterana en la provincia, rondan casi los 60 años, mientras que los estonios, 13, tienen de media apenas cinco años

Una década separa la edad media de españoles y extranjeros - Foto: Rueda Villaverde

Ciudad Real es la novena provincia de España en la que el peso de la población inmigrante es más pequeño. De cada 100 personas que viven aquí, apenas ocho nacieron en otro rincón del mundo, cuando, por ejemplo, en territorios como Islas Baleares, Alicante, Gerona o Almería, casi uno de cada cuatro de sus actuales vecinos han llegado desde fuera de España.

Esos son los datos que reflejan las últimas estadísticas del padrón continuo que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que, a fecha del pasado 1 de enero, situó el número de foráneos en la provincia de Ciudad Real en algo más de 31.400 personas, el mayor dato de personas inmigrantes viviendo aquí desde el año 2015.
 Una presencia de extranjeros en la provincia que suma tres años al alza y que, además de servir para frenar la despoblación que se registra ya desde hace una década, también rejuvenece a Ciudad Real. Según el INE, la edad media de la provincia está en los 44,5 años: la de los españoles pasa de los 45 y la de los inmigrantes no llega a los 35.

Los extranjeros más veteranos que viven en Ciudad Real son los japoneses. Aquí hay apenas 13 nipones y tienen, de media, 58 años. Los belgas son la otra comunidad, apenas llegan a la veintena de miembros, que superan el medio siglo de edad media, mientras que son cuarentones los alemanes, canadienses, bielorrusos, neerlandeses, portugueses, suizos, costarricenses, franceses, británicos y franceses, además de los rusos.

La comunidad inmigrante más joven es la de los estonios. También son 13, como los japoneses, pero les separan más de 50 años de edad media: los nacionales del país báltico que viven en Ciudad Real tienen cinco años de media. Son veinteañeros los ciudadrealeños de adopción que tienen nacionalidad siria, ecuatoguineana, albaneses, kazajos, egipcios, gambianos o panameños, iraquíes y turcos, entre otros.