scorecardresearch

Fin del conflicto: los caminos del Vicario son municipales

HIlario L. Muñoz
-

Fin a un conflicto de 40 años: los caminos del Vicario son municipales

Fin del conflicto: los caminos del Vicario son municipales

El Ayuntamiento de Ciudad Real será, finalmente, el propietario de los caminos del Vicario con lo que resuelve un conflicto que lleva anclado en la capital desde hace cuatro décadas. El Consistorio celebró la pasada semana una Junta de Gobierno extraordinaria para abordar este tema y solo queda la firma de un convenio con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para arreglar estas vías y que la cesión sea real. El Ayuntamiento invertirá un millón y el Gobierno regional, otro medio más. 

La portavoz del equipo de Gobierno, Mariana Boadella, explicó a La Tribuna que desde que se hizo la concentración parcelaria de estos terrenos, en 1983, se viene debatiendo sobre quién era el propietario de los caminos. Se realizaron las parcelas en el plano, pero no se registró a nombre de nadie la propiedad de los viales intermedios. Ese «limbo» en el que quedaban las vías fue lo que derivó en que durante años no se hayan arreglado los caminos por ninguna administración y los baches han hecho que algunos hayan quedado prácticamente intransitables, pese a que algunos vecinos, a título particular, han realizado obras de mejoras en los más cercanos a sus viviendas. «Esto era un problema de años», señaló Boadella.

Lo aprobado la pasada semana supone que el Ayuntamiento ha recabado los informes para conocer que «los caminos no son de nadie» de tal modo que acepta como suyas estas vías. Los caminos son todos los que hay en la zona del embalse del Vicario, entre las carreteras de Porzuna, CM-412 y la N-401, así como varios entre la carretera comarcal y la N-430. Fundamentalmente, «los que están sin arreglar», explicó Boadella, quien recordó la importancia de que se acepte la titularidad, junto a la financiación para la mejora de estos caminos.  La portavoz apuntó que el arreglo será una segunda parte de esta cesión, porque la intención del Ayuntamiento es plantear una regularización de estas vías por donde pasan, actualmente, camiones de gran tonelaje que los emplean para dirigirse a la CM-412, sin pasar por Ciudad Real, desde las nacionales. Habrá cambios en los pesos máximos o las velocidades, «porque no se trata solo de asfaltar». De hecho, Boadella apuntó que «son caminos rurales, no variantes» y es necesario compaginar su uso principal, agrícola, junto con otros, como el que realizan los vecinos que tienen sus casas en la zona, el RSU con la planta de Cabeza del Palo o el paraje de Sancho Rey. «Eso es lo que tiene que primar y habrá que regular», señaló.