Fiscalía investiga falta de medios, imprudencias o errores

Hilario L. Muñoz
-

Las diligencias en la provincia se centran en Mancha Centro, tres centros sociosanitarios y una empresa

Fiscalía investiga falta de medios, imprudencias o errores - Foto: Rueda Villaverde

Las fiscalías de Castilla-La Mancha tienen sobre la mesa dos tipos de investigaciones en las residencias y centros sanitarios desde el inicio de la epidemia. El primero busca recabar los datos sobre la gestión de los espacios sociosanitarios mientras que el segundo pone el foco en algunas residencias, empresas e, inclusos hospitales, donde asociaciones, pacientes o familiares han planteado escritos para denunciar ciertos hechos. Se trata de situaciones que de confirmarse como ciertos podrían conllevar responsabilidad penal, explicaron fuentes de la Fiscalía regional, en concreto, en los casos más graves se podría hablar de imprudencia médica, homicidio por imprudencia, situaciones de desatención, falta de medios de protección o errores de gestión que por su gravedad pudieran tener trascendencia penal. Mientras, las primeras, realizadas por la vía civil, trata de realizar labores de apoyo para identificar las necesidades e instar a las administraciones que prestan la atención y medios necesarios, como labor de protección.
«Son investigaciones que hay que conducir con especial cuidado y cautela para no interferir en el trabajo de las residencias», señaló el fiscal jefe de la región, José Martínez. «Es una investigación diferente, con unos criterios de actuación diferentes y que se basa en la solicitud de informes, en observaciones policiales, en alguna declaración pero reduciendo al mínimo las declaraciones y aquellas actuaciones más invasivas que podrían perturbar el funcionamiento de las residencias».
La Fiscalía realiza un seguimiento de las cifras de contagios o sospecha de coronavirus así como fallecidos, tanto positivos como por causas naturales. También hay un seguimiento de las plantillas o planes de protección. Se trata de un caudal de información sobre el que está trabajando la Fiscalía y que, «en el momento en que se normalice la situación», servirá para realizar un balance general de cómo ha sido la evolución de la pandemia en las residencias. Si hay alguna que presente aspectos graves se podría estudiar la remisión de las investigaciones a los juzgados para abrir diligencias procesales. 
cinco investigaciones. En el caso de Ciudad Real, la Fiscalía provincial tiene abiertas cinco diligencias de investigación penales por la gestión de la crisis sanitaria. Una hace referencia al hospital La Mancha Centro, abierta a instancias del Defensor del Paciente, e implica que la Fiscalía ha realizado indagaciones con la dirección del área integrada para que informen sobre las medidas que ha adoptado durante la evolución de la pandemia desde los primeros días de marzo. 
Las otras tres diligencias abiertas se incoaron, en un caso, por un correo electrónico de una asociación sobre las residencias de la administración y en el que se está a la espera de que la policía informe de la evolución del trabajo realizado por las autoridades. Las otras dos se han abierto a instancias de la asociación Defensor del Paciente. Se han realizado las diligencias tipo, ya que no se puede pedir declaración a las personas, o que implica que se ha pedido información de la dirección de esas residencias y se ha complementado con oficios de las fuerzas de seguridad. 
La Fiscalía apuntó que no hay una conclusión clara ni datos específicos que inviten a pesar que haya algún tipo de responsabilidad penal, pero la idea es esperar a que concluya el estado de alarma para decidir si se realice una investigación más a fondo con el apoyo de la Policía Nacional y Guardia Civil. En este sentido, puede ser que en el tiempo que resta haya alguna circunstancia que modifique la actual situación y, por este motivo, desde la Fiscalía Provincia se mantendrán abiertas las diligencias. 
Por último hay una diligencia abierta contra una empresa tras un escrito del sindicato CCOO por la falta de seguridad de los trabajadores en una empresa sociosanitaria de la región y que tiene presencia en tres provincias. Esta denuncia está pendiente de recibir contestación por la inspección de trabajo para saber si ha tomado alguna medida, ya que la situación de riesgos laborales alcanza el ámbito penal siempre que supere el ámbito administrativo. 
A esta situación se suman las mismas diligencias gubernativas abiertas en todas las provincias como «un procedimiento de carácter general en el que se ha pedido a algunas residencias información sobre la situación que han podido tener e información, en algunos casos, a las fuerzas y cuerpos de seguridad», señaló el fiscal jefe de la provincia de Ciudad Real, Luis Huete.