scorecardresearch

Domingo de 'Gloria' para el Socuéllamos

Alemoy / Socuéllamos
-

El conjunto de Sergio Campos se exhibe ante el líder, un Intercity Alicante que se vio superado en el Paquito Giménez (2-1) y que no perdía desde la tercera jornada

Sergio Campos, técnico del Socuéllamos, festeja un gol con sus jugadores. - Foto: Rocío Hellín

Con todas las connotaciones que conlleva un Domingo de Resurrección, el Yugo UD Socuéllamos despachó ante sus aficionados uno de los mejores partidos que se recuerdan del equipo blanquiazul por empaque, intensidad, ganas, pundonor y, lo más importante, claras ocasiones de gol que hicieron disfrutar a una hinchada que salió del Paquito Giménez con una sonrisa "de oreja a oreja". No es cuestión de "milagros" o de "fe" en unas fechas tan significativas; es cuestión de trabajo, creer en lo que haces, saber sufrir en los momentos complicados, sobre todo en los minutos después de que el Intercity; todo un líder del grupo, que no conocía la derrota desde la tercera jornada, infligiese el lógico miedo en la parroquia local con un 2-1 que comprimía un partido en el que el Yugo UD Socuéllamos fue superior desde el minuto 10 del inicio; que se comió a los "hombres de negro" por intensidad, posesión y por saber imponerse en los balones divididos a un líder que no demostró su impronta en el Paquito Giménez.

El 1-0 llegó con un penalti por manos de un defensor alicantino que transformó Nacho Huertas (uno de los mejores de los azules) no sin incertidumbre, ya que Manu Herrera adivinó el lanzamiento del quintanareño pero no pudo evitar que el balón tocase la red. Se le ponía de cara el partido a los locales y a partir de ahí, llegaron los mejores minutos que se le recuerdan al equipo blanquiazul desde hace tiempo. Ocasiones de todos los colores, con remates que se van al larguero como el de Nacho Huertas que hizo temblar los cimientos del Paquito; remates de cabeza que se van fuera de forma incomprensible como el de Fran Cortés cuando la grada se levantaba dispuesta a cantar el segundo de los suyos; un balón cruzado del nueve local que no encontró rematador en un lanzamiento cruzado y la sensación de que el 1-0 era poca renta para un Yugo que se imponía en todas las facetas a un Intercity que no exigió a Diego Nieves en los primeros cuarenta y cinco minutos. Mucha culpa de ello la tuvo la actuación de una defensa que estuvo espectacular, sin dar oportunidades a los atacantes alicantinos.

Tras el descanso, se esperaba que el líder demostrara su condición como tal en el campo; pero nada más lejos de la realidad: una espectacular jugada de Iván Bueno por la izquierda del ataque local, con llegada a la línea de fondo y pase al segundo palo, permitió a Nacho Huertas rematar por bajo y ampliar la ventaja local ante el delirio de una afición que se frotaba las manos porque estaba viendo los mejores minutos de su equipo de toda la temporada.

Nacho Huertas (a la izquierda) en un partido con el conjunto socuellamino.Nacho Huertas (a la izquierda) en un partido con el conjunto socuellamino. - Foto: Rocío Hellín

El gol hizo que Siviero, míster de los alicantinos, cambiase de una tacada a tres de sus hombres, y Cristian Herrera no tardó en demostrar su calidad al cruzar ante Diego Nieves aprovechándose de un balón en profundidad de Villacañas para acortar distancias y meter a su equipo en el partido. Eso sí, la jugada vino precedida de un mano a mano de Fran Cortés que no supo definir ante la salida de Manu Herrera.

Tocaba sufrir para un Yugo UD Socuéllamos que, por méritos, intensidad y juego en muchas ocasiones, debería llevar una renta más holgada en el marcador. Después del gol del Intercity, y con 10 minutos algo dubitativos de los de Sergio Campos, los socuellaminos volvieron a dejar claro al líder que no estaban dispuestos a dejarse ningún punto sobre el césped y de nuevo asomaron por la meta rival, ante la condescendencia de una defensa (sobre todo los centrales) que parecía que el partido no iba con ellos. Cualquier balón dividido, cualquier rechace, era para un Yugo UD Socuéllamos que acabó el partido buscando el tercero para evitarse ningún susto en el marcador.

Al final, con el público pidiendo la hora por lo apretado del marcador; con un Socuéllamos que perdonó con ocasiones de Pepe Delgado y Hugo Esteban, se llegó al pitido del árbitro entre la alegría de una afición y un equipo que hizo hincar la rodilla a todo un líder y que demostró que está más que capacitado para quedarse en la categoría.

Quintana protege un balón ante Benja.Quintana protege un balón ante Benja. - Foto: Rocío Hellín

 

FICHA TÉCNICA.

YUGO UD SOCUÉLLAMOS: Diego Nieves, Carlos Martínez, Toboso, Quintana, Adri, Iván Bueno, Alberto, Fran Cortés (Hugo Esteban, min. 80), Nacho Huertas (Fer Cortijo, min. 71), Pepe Delgado (Angel Moreno, min. 89) y Palomares.
CF INTERCITY: Manu Herrera, Leo Ferroni, Josema (Enzo, min. 59), Carmona (Cristian Herrera, min. 59), Pol Roige (Borja Viguera, min. 71), Josiel, Alvaro Pérez, Juanma Ortiz, Benja (Cedrés, min. 71), Kecojevic y Laguna (Villacañas, min. 59).
ÁRBITRO: Muñiz Muñoz, del Colegio Aragonés; auxiliado en las bandas por Rubio Gómez y Lucia Lobera. Mostró tarjeta amarilla a los locales Alberto (min. 60) y Pepe Delgado (min. 83); y a los visitantes Benja (min. 66) y Alvaro Pérez (min. 85).
GOLES: 1-0, min. 15: Nacho Huertas, de penalti. 2-0, min. 47: Nacho Huertas. 2-1, min. 63: Cristian Herrera.
INCIDENCIAS: Paquito Giménez. Mañana calurosa con 1.000 espectadores en las gradas. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Fernando García, ex directivo de la Unión Deportiva Socuéllamos, y padre de la alcaldesa de la localidad, Elena García.