scorecardresearch

Trabajamos para dotar a las farmacias rurales de más recursos

A. Criado
-

Los más de 3.000 farmacéuticos y farmacéuticas colegiados de Castilla-La Mancha celebraron este domingo su día mundial con el lema 'La Farmacia, unida por un mundo más saludable', con el que los profesionales quieren destacar la labor que desarrollan

Trabajamos para dotar a las farmacias rurales de más recursos - Foto: Tomás Fernández de Moya

¿Hay un antes y un después para la profesión farmacéutica después de los años más duros de la pandemia?

No sé si hay un antes y un después, pero lo que tengo claro es que los farmacéuticos salimos reforzados de la pandemia. Nos hemos convertido en un pilar fundamental de la Atención Primaria, a la que hemos ayudado a atender a todos esos pacientes que no encontraban respuesta porque el sistema estaba muy saturado. Creo, sinceramente, que los primeros aplausos no eran para nosotros, pero también que la valoración de los pacientes ha ido de menos a más. Al final de la pandemia han entendido el gran esfuerzo que estaban haciendo las farmacias y los farmacéuticos adelantando medicación y garantizando la continuidad asistencial.

Tras esta experiencia, ¿está convencido de que las farmacias pueden contribuir de forma decisiva a un descenso de la presión asistencial en los centros de salud?

Estamos con la mano tendida a la Administración. Creo que debemos aprender de la situación que hemos vivido y dentro de esa respuesta que tiene que dar la Administración, de ese fortalecimiento que necesita nuestro sistema sanitario, el farmacéutico puede y debe contribuir a una mayor y mejor prestación. 

¿Sienten una mayor receptividad a sus demandas por parte de la Administración después de todo lo vivido en los últimos años?

Como te decía, siempre estamos con la mano tendida a la Administración y nos ofrecemos para todo aquello que entendemos que podemos ser beneficioso. El farmacéutico es el especialista en medicamentos y no viene a sustituir a ningún profesional, sino al contrario. Lo que queremos es que se creen grupos multidisciplinares en los que todos los profesionales tengan cabida y algo que decir. Sin duda, el mayor beneficiado de ese trabajo común va a ser el paciente.

¿Cuáles son las principales reivindicaciones que tiene la profesión sobre la mesa?

Lo más importante es que nos den las herramientas necesarias para atender bien a nuestros pacientes. Somos garantes de la medicación de los pacientes. Así lo dice la ley, pero actualmente no tenemos acceso a su historial farmacoterapéutico, es decir, no podemos ver toda la medicación que está tomando el paciente, y eso no deja de ser curioso cuando tenemos que garantizar la efectividad y la seguridad. Es importante que nos den acceso a esa historia no sólo para trabajar el seguimiento farmacoterapéutico, sino para explorar otras vías como los sistemas personalizados de dosificación, que muchos pacientes necesitan para mejorar su adherencia. También es muy importante que se dote a la farmacia de un sistema de comunicación bidireccional entre el médico y el farmacéutico porque el mayor beneficiado va a ser el paciente.

Un ejemplo exitoso de colaboración es la implantación de la receta electrónica. ¿En qué punto se encuentra?

Hay una implantación del 97% y ese tres por ciento que queda es porque todavía es necesaria la receta en papel en algunas cuestiones. Fue una respuesta que se buscó entre el Sescam y el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y supuso una respuesta muy positiva para el paciente. Seguimos trabajando: que se haya implantado no quiere decir que no se pueda seguir mejorando.

¿Están conformes con el nuevo mapa farmacéutico que va a dejar la adjudicación de nuevas oficinas por parte del Gobierno regional?

Estamos conformes con que se abran nuevas oficinas de farmacia allí donde sean necesarias y creo que el mapa que se ha establecido es bastante coherente. Lo que queremos es que haya un mayor servicio a los ciudadanos y estamos muy orgullosos de llegar al 98% de la población.

Diecisiete de las nuevas oficinas se ubicarán en núcleos de población donde no hay actualmente. ¿Es sostenible el mantenimiento de las farmacias rurales?

Intentamos dotar a las farmacias rurales de mayores recursos y trabajamos con la Administración para intentar llegar a ese 100% de la población, buscando no sólo los recursos de la farmacia o el botiquín que son los más vistosos, sino intentando acercar a los farmacéuticos de esas zonas a otros municipios que están en riesgo de despoblación o tienen muy pocos habitantes. Trabajamos para que todas las farmacias sean viables. No queremos que se abran allí donde son inviables y este es un mensaje que ya captó la Administración. Se abren en núcleos de población donde antes no había porque han crecido mucho, como en las comarcas de La Sagra y el Corredor del Henares.

Colaboramos además con la Universidad de Castilla-La Mancha para facilitarle a los estudiantes la posibilidad de hacer las prácticas en las zonas más despobladas o en riesgo de despoblación, con el aliciente de que tienen una pequeña ayuda económica. Es importante que también conozcan el entorno rural y todo lo que se puede hacer allí.

¿Qué balance hace de los tres años que lleva al frente del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de la región?

Nos ha tocado lidiar con una situación muy complicada, pero creo que los farmacéuticos de la región hemos salido reforzados. Estoy totalmente convencido de que, a día de hoy, la población valora mucho más al farmacéutico y todo lo que puede hacer por la población que hace unos años. Además, hemos desarrollado otras vías de trabajo con las que intentamos llegar al 100% de la población e implantar nuevos servicios para ofrecer a los pacientes.

Y por último, ¿qué proyectos le gustaría culminar bajo su mandato?

Estamos muy centrados en ofrecer un servicio al paciente desde esos grupos multidisciplinares de los que hablaba antes, con el médico prescribiendo los sistemas personalizados de dosificación y los farmacéuticos aportando mucho para mejorar la adherencia a los tratamientos de muchos pacientes. Tenemos también muchas esperanzas en el proyecto de farmacia rural. Lo importante no es que salgan adelante bajo mi mandato, sino que salgan antes o después.