scorecardresearch

Dignidad, cultura e investigación en el Museo de la Caza

Hilario L. Muñoz
-

El futuro Museo de la Caza y la Naturaleza contará con tres plantas, la exposición del IREC por su 20 aniversario y una zona de taxidermia

Dignidad, cultura e investigación en el Museo de la Caza - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Museo de la Caza y la Naturaleza de Ciudad Real dio un paso más en su estructura en una nueva edición de Fercatur. Si la edición de 2021 fue la del anuncio, la de 2022 es la de poner los pilares, empezar a dar pinceladas a un proyecto tras el que se encuentran las siglas de la Diputación, con José Manuel Caballero, como personalidad visible; de la UCLM, con el rector honorífico Luis Arroyo Zapatero; de la Junta de Comunidades, con el director del Museo Provincial-Convento de la Merced, Ignacio de la Torre; y del CSIC, gracias al director del IREC, Rafael Mateo. Cada uno aporta un pilar a esa propuesta, aún, del Museo Provincial, que en este año ha avanzado en su espacio, se instalará en la calle Postas, en el antiguo edificio de la Consejería de Sanidad, y en su contenido, con unas pinceladas de lo que puede albergar y de su dedicación futura.  

En el marco de Fercatur, Caballero pidió a un grupo de empresarios y entidades del mundo de la caza que pusieran su grano de arena a este proyecto pionero en España y que necesita  «salir adelante y no eternizarse en el tiempo», porque hay noticias de otras provincias que pueden estar detrás del proyecto. Para la Diputación, el museo debe servir como muestra de la importancia que el sector tiene para la economía de la provincia de Ciudad Real, uno de los territorios cinegéticos más importantes de España. Para lograr esa visión, además del museo, la Diputación pondrá a disposición de la iniciativa la Finca Galiana. 

Mientras, para Arroyo Zapatero, el museo es un edificio de «dignidad», de las personas que se dedican al mundo de la caza y más en un momento en el que se está poniendo en duda el papel del mundo cinegético en la conservación, con distintas leyes. En su mirada se plantea como «una fábrica de didáctica de la naturaleza». 

En este aspecto, apeló Mateo, no obstante, algo que seguro albergará el museo será parte de la exposición que hizo el Instituto de Recursos Cinegéticos por su 20 aniversario y en el que se hacía un recorrido por la caza desde la prehistoria a la actualidad. «Es importante el museo por la necesidad de transmitir la caza a la sociedad, en su conjunto, de la forma más plena», dijo Mateo, quien ve este museo para su área de investigación  similar al de Ciencias Naturales para otras áreas de la Biología, un espacio en el que el IREC pueda mostrar sus investigaciones. 

Por último, De la Torre recordó la importancia de que el museo sea un proyecto museográfico, un continente, el edificio, con un contenido, los fondos, que resulten atractivos al visitante. «Hacer un museo es difícil y estamos hablando de que el espacio expositivo son más de 1.800 metros cuadrados, con una sala temporal, una sala de biblioteca especializada y un centro de investigación», señaló como pinceladas necesarias del proyecto. 

De hecho, en Fercatur, se apuntaron otros aspectos de la futura infraestructura, como que habrá un espacio dedicado a la taxidermia, con todas las especies cinegéticas de España y del mundo, para lo que se pidió apoyo al colectivo de cazadores. Será un inmueble que ocupará las tres plantas de la antigua Delegación de Sanidad, que estará dedicada a la «exposición permanente», donde estarán «desde los fundamentos ecológicos de la caza a la evolución» de la actividad y busca poner en contexto algunos temas de esta actividad. El objetivo es crear un espacio que sea un referente «a nivel nacional e internacional» fundamentado en el rigor científico.