scorecardresearch

La subida de la luz obliga a reajustar los presupuestos

Ana Pobes
-

Algunos consistorios apuestan por cambiar el alumbrado a led, crear una comunidad de energías renovables para independizarse de las eléctricas o cambiarse de comercializadora

La subida de la luz obliga a reajustar los presupuestos - Foto: Rueda Villaverde

El precio de la tarifa eléctrica ha supuesto un gasto adicional que ha descolocado los presupuestos de los municipios pequeños, cuyos ayuntamientos están haciendo encaje de bolillos para llegar a final de año con unas cuentas modestas que no se pueden estirar más. Un gasto extra que está suponiendo más de un quebradero de cabeza a los regidores.

El alcalde de Arenales de San Gregorio, Iván Olmedo, reconoce que la nueva tarifa se ha notado principalmente en el alumbrado municipal con una subida «importante» de un mes a otro. Así, en una de las vías principales, como es la avenida Campo de Criptana, la subida ha sido de «más de 300 euros» en relación al mismo mes del año anterior. Pero apunta también a la báscula municipal como otro de los servicios en los que se ha notado la subida, ya que el panel de luz  ha implicado un incremento de 80 euros en la factura. Dos ejemplos de servicios públicos donde el alto precio de la luz no ha pasado desapercibido para un pequeño municipio que cuenta con unos 600.000 euros de presupuesto, donde la mayor cuantía se destina a «pagar deuda antigua». «Creemos que llegaremos a fin de año pero no descartamos tener que coger dinero de otra partida para afrontar el gasto», argumenta el regidor popular.  

El Ayuntamiento de Arenales de San Gregorio dedica unos 70.000 euros al año en luz, cifra que teme  que se incremente entre 17.000 ó 20.000 euros a final de año, lo que «supone un gran mordisco a las cuentas municipales». De momento, el equipo de Gobierno no se plantea recortar servicios pero sí cambiar a Led el alumbrado exterior y de los edificios municipales gracias a la Diputación y a los fondos europeos. Una medida que espera que esté funcionando en 2022.

Almedina apuesta también por renovar su alumbrado municipal a Led para afrontar el elevado precio de la luz. Su alcalde socialista, José Antonio Talavera, reconoce que la nueva tarifa se ha notado de «forma  considerable» en los gastos municipales, hasta tal punto que espera que este año las cuentas salgan «deficitarias» para una pequeña localidad que cuenta con algo más de 500 habitantes y un presupuesto de unos 400.000 euros. «Hemos pasado de pagar unos 4.000 euros de luz al mes a alcanzar los 5.000», apunta. Una cifra inesperada que ha obligado a reajustar otro tipo de partidas como la destinada a materiales de obras.  «Tenemos que estar ajustando constantemente para llegar a final de año», argumenta. Y es que, servicios como el aire acondicionado o la piscina municipal se han convertido este verano en una sangría.

Para Carrizosa, con algo más de 1.100 vecinos, la luz ha pasado a ser «un artículo de lujo», principalmente para «aquellas familias con una economía no muy solvente». Son las palabras de su alcalde, Pedro Antonio Palomo, quien reconoce que desde el Ayuntamiento se están valorando diferentes acciones para optimizar el consumo en servicios municipales y la posibilidad de crear una comunidad de energías renovables para independizarse de las eléctricas, como lo ha hecho ya Ballesteros de Calatrava. «Esperamos que las opciones que estamos valorando lleguen a buen puerto. Estamos pendientes de la autorización de diferentes administraciones», declara el regidor.  

Otras localidades han optado ya por cambiar de comercializadora. Es el caso, por ejemplo, de Corral de Calatrava, donde al igual que Carrizosa trabajan en «desconectarse  del monopolio de las eléctricas» con la puesta en marcha de una cooperativa energética. Así lo comenta su alcalde, Andrés Cárdenas, quien asegura que los recibos del Ayuntamiento se han visto incrementados por la nueva tarifa, lo que ha obligado, lamenta, a tener que realizar ya varias modificaciones de crédito. El consumo, «se ha multiplicado» en un presupuesto en el que todos los años se dedica una partida de 30.000 euros para pagar la luz. Así, en el campo de fútbol «se ha hecho una inversión importante rebajando el consumo un 300 por cien con iluminación Led», por lo que en un futuro se adaptará el pabellón cubierto y otras infraestructuras.

Al igual que en Corral de Calatrava, en Llanos del Caudillo buscan también mejores opciones por parte de las comercializadoras, por  lo que se han puesto en manos de un asesor energético. Encima de la mesa está también la instalación de placas solares para «el autoconsumo durante el día del Ayuntamiento y la biblioteca», comenta su regidor, Andrés Antonio Arroyo, quien confía en que estén ya instaladas en el primer trimestre de 2022 de cara a reducir los 6.000 euros anuales que se dedican solo a pagar «la luz de las oficinas del Ayuntamiento».  

Mientras algunos trabajan en renovar el alumbrado, otros como Montiel ya lo hicieron hace unos tres años, y eso «nos ha ayudado a no notar tanto la subida», reconoce el regidor de la localidad, Raúl Valero. Ahora, su objetivo se centra en hacer «autoeficientes cada edificio municipal e instalar placas solares» gracias a la línea de ayudas provenientes de Europa. «Buscamos ese ahorro futuro a corto plazo», señala Valero al tiempo que recuerda que son cuatro los edificios municipales (colegio, Ayuntamiento, centro de día y centro de salud) que más gasto se llevan en luz.

Subidas históricas. Diferentes medidas que buscan el único objetivo de favorecer el ahorro eléctrico cuando el precio del megavatio ha alcanzado picos históricos. Así, por ejemplo, el precio de la luz subió el pasado jueves un 16%, hasta los 215,63 euros el megavatio hora. Se trata del quinto precio más alto de la historia. No obstante, respecto al jueves anterior, la caída en el precio es del 25,26%, según los datos del operador de mercado eléctrico designado (OMIE). Asimismo, si se compara el precio del jueves pasado con el del mismo día del año pasado, el dato se ha encarecido un 487%, es decir, casi seis veces más que los 36,74 euros que marcaba entonces.

Para combatir estas constantes subidas en el precio de la luz y tras las continuas quejas de la oposición parlamentaria y consumidores, el Gobierno de Pedro Sánchez anunció ocho medidas con las que pretende reducir la factura.