scorecardresearch
Miguel Ángel Jiménez

Comentario Dominical

Miguel Ángel Jiménez


Pertenecer a la Iglesia, ser Iglesia no es cuestión de modas

05/11/2021

Es fácil y cómodo, más en estos tiempos, tirar balones fuera con respecto a la Iglesia. Desde que nos bautizan, pertenecemos a la Iglesia, somos hijos de Dios y eso nos une con lazos invisibles: Dios es nuestro padre y entre nosotros somos hijos y hermanos. Si hace tan solo unas décadas estaba de moda participar en las parroquias -y presumir de ello-, hoy es más cool arremeter contra la Iglesia y hacer ver que no tenemos nada que ver con ella. Somos capaces, incluso, de utilizarla en momentos puntuales, reclamando todo derecho en ella -bodas, bautizos o primeras comuniones- y exigiendo que todo se ponga a nuestro servicio, pero sin que nada nos comprometa más allá de nuestra comodidad.

Pertenecer a la Iglesia, ser Iglesia va más allá de las modas. Ser hijo de Dios, ser su familia nos compromete, o debería hacerlo. ¿Nos damos cuenta de cuántas personas colaboran actualmente en nuestras parroquias? Ingente cantidad que pone sus cualidades, su tiempo, su oración y su contribución económica al servicio de todos. Catequesis de niños, jóvenes o adultos; acompañamiento a mayores y enfermos; grupos de Cáritas o Manos Unidas; sacerdotes, religiosos, voluntarios… Todos, también los que se sienten más alejados, pero están llamados a tener una actitud mucho más proactiva, somos la familia de los hijos de Dios. Por eso, en la Iglesia, somos lo que tú nos ayudas a ser. Somos una gran familia contigo.

ARCHIVADO EN: Cáritas