El ahorro en planes de pensiones se estanca

Ana Pobes
-

El número de cuentas pasa de 69.331 en 2017 a las 70.458 en 2018. El patrimonio medio invertido es de 7.993 euros

El ahorro en planes de pensiones se estanca - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

El patrimonio acumulado por los ciudadrealeños en planes de pensiones individuales se ha estancado en la provincia en el último año situándose en los 563 millones de euros, lo que significa un ligero descenso del 0,3% en relación a 2017, que se cerró con 564.912. Son los datos recogidos en el último informe del Observatorio Inverco, que basa sus datos en las entidades financieras que comercializan planes de pensiones recopilando el volumen de este tipo de planes vendido en cada provincia. 
Con esos datos, el observatorio constata que el ahorro de planes de pensiones ha experimentado una ligera caída en Ciudad Real en el último año, pero también lo ha hecho el ahorro medio de las familias que alcanzó el año pasado los casi 8.000 euros (7.993?) frente a los 8.148 del año anterior. En el lado contrario, el número de cuentas partícipes, donde Ciudad Real ha registrado una leve subida pasando de las 69.331 de 2017 a las 70.458 del ejercicio pasado. El citado informe detalla, además, que en la provincia solo el 14,1% de la población tenía contratado, a cierre de 2018, algún tipo de plan para completar su jubilación. Esta cifra pese a aumentar casi medio punto porcentual sigue siendo una de las más bajas de la región junto con Albacete (14,5%), Cuenca (13,2%) y Toledo (12,9%) pero también de España. 
El ahorro en planes de pensiones en Ciudad Real suponía más de la mitad del patrimonio (56,7%), mientras que los de rentas variable representaban un 6,2%. Por el contrario, el porcentaje de ahorro en planes de pensiones de renta fija alcanzaba el 17,2% del total y el 19,9% se acumulaba en planes garantizados. 
El director de Estudios del Observatorio Inverco, José Luis Manrique, explica que la situación es generalizada a nivel regional y achaca este estancamiento a dos aspectos fundamentales;el mal comportamiento de los mercados financieros durante el año pasado y que no acaban de despegar las aportaciones a planes de pensiones a causa de que «el sistema público español es muy generoso y cuando se percibe el 80% del salario no se tiene la necesidad de completar la pensión». 
Las conclusiones del informe, en un principio, «no son muy positivas» a nivel nacional, pues el dato del volumen de planes de pensiones demuestra que éste es «muy pequeño», ya que en planes personales «apenas llegamos al 6% del Producto Interior Bruto (PIB)». Mientras, continúa explicando, si se unen los planes de empresa que no están incluidos en este estudio no se alcanza el 9 por ciento del PIB, «cuando hay países en Europa que superan el 100% o incluso el 200% como es el caso de Holanda», por lo que «aún tenemos un largo recorrido al alza», lamentó. Pero las conclusiones tampoco son muy halagüeñas, ya que «aún tiene mucho recorrido hacia una mejora en los sistemas de ahorro complementario para la jubilación, específicamente en los planes de pensiones». Argumenta, que el patrimonio medio que tiene cada partícipe en planes de pensiones en la provincia «no llega ni a 8.000 euros, cuando la media española se sitúa en 9.500 euros». 
Por todo ello, Manrique insiste en que «se necesita algún estímulo o incentivo para dar el tirón necesario porque hablamos de la previsión social complementaria al futuro de nuestra jubilación». Una cuestión relevante, continúa diciendo, al hilo del debate que existe sobre si el sistema público va a ser capaz de afrontar las pensiones con el nivel de generosidad actual. «No es por ser pesimista pero a nadie se le escapa que va a ser complicado, pues cada vez hay más pensionistas y las pensiones son mayores porque la gente ha cotizado más. Va a llegar un momento en el que la situación va a ser insostenible», lamenta en declaraciones a La Tribuna. Ante esta situación, el director de estudios del Observatorio Inverco ve «importante» pensar en el complemento de la jubilación con planes de pensiones, «donde intentamos aportar un poco de luz de como está la situación» e insta a la Administración a «implementar un sistema cuasi obligatorio en las empresas, pues en ellas es donde podemos instalar un sistema de planes de pensiones fuerte, robusto y ágil». 
El problema, continúa diciendo, es que los sueldos «no han subido como deberían haberlo hecho» y las familias «destinan sus ingresos más a consumir que a ahorrar». «Se vislumbra esa necesidad de ahorro para la jubilación pero no se está haciendo, porque se prefiere sacrificar consumo presente frente a ahorro futuro, y algo razonable, pues a una persona joven cuesta mentalizarle de que tiene que ahorrar para su jubilación porque tiene otras prioridades a corto plazo», añade. 
a nivel regional. Toledo y Ciudad Real son las provincias de Castilla-La Mancha con mayor inversión en planes de pensiones con 686 y 563 millones de euros, respectivamente, aunque Guadalajara es el territorio de la comunidad con el patrimonio medio más alto (8.893 euros), lo que significa un 10% más que hace cinco años, y con mayor porcentaje de cuentas de partícipes sobre su población (18,7%). 
El 14,3% de los castellano-manchegos (289.015) mantiene una parte de sus ahorros para las jubilación en planes de pensiones individuales y Castilla-La Mancha representa el 3,3 por ciento del patrimonio total invertido en España en planes de pensiones.