Admiten vender cocaína y heroína en su casa

Pilar Muñoz
-

La Policía Nacional entró en su piso sito en una barriada próxima a la Comisaría Provincial en noviembre de 2017 y hoy en la Audiencia de Ciudad Real han reconocido que se dedicaban a la venta de droga por su "grave adicción", han alegado

La abogada, al salir de la Audiencia tras el acuerdo - Foto: Pablo Lorente

Un hombre de 34 años e iniciales J. T. C. y su mujer T. G. A. de 33 años han reconocido ante el Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial que se dedicaban a la venta de cocaína y heroína en su casa de Ciudad Real, en un barrio próximo a la Comisaría Provincial. En su descargo han alegado que lo hacían para costearse las drogas ya que eran "gravemente adictos" .
Han reconocido los hechos en el marco del acuerdo de conformidad alcanzado con la Fiscalía que inicialmente pedía una condena de cuatro años y cuatro meses de cárcel para cada uno de los acusados. Merced a este acuerdo y a su declarada adicción se les ha rebajado la condena a dos años de cárcel, pena que han aceptado los encausados como también una multa de 800 euros.
La abogada Alicia Correal, que ejerce la defensa de los acusados, va a solicitar la suspensión de la condena privativa de libertad en base a las circunstancias de sus representandos, es decir, a su grave adicción a las drogas que les llevó a cometer el hecho por el que iban a ser enjuiciados hoy en la Audiencia Provincial de Ciudad Real. El juicio no ha llegado a celebrarse al alcanzar las partes el acuerdo de conformidad que pasa por el reconocimiento expreso de los hechos y la aceptación de la pena de cárcel de dos años frente los cuatro años  y cuatro meses que se pedía inicialmente.
Según el relato de hechos de la Fiscalía, la causa se remonta al 28 de noviembre de 2017 tras acordar el juez la entrada y registro en la vivienda de la pareja. Los policías entraron en el piso sobre las seis de la mañana y la mujer, según la Fiscalía, al verles arrojó por una de las ventanas un calcetín en cuyo interior había una báscula de precisión y cinco recortes de plástico que contenían una sustancia que una vez analizada resultó ser cocaína y heroína. En el primero de de los casos 10,2 gramos de una pureza media superior al 94% y 6,46 gramos de heroína de entre 7,62 y 8,56% de riqueza media.

Una vez efectuado el registro se halló en una habitación 172 euros distribuidos en diferentes billetes y monedas y en el salón 285  euros en diferentes billetes, 65 euros en monedas y 201 euros en billetes y monedas.
Las sustancias estupefacientes intervenidas estaban destinadas a la venta a terceras personas, siendo el dinero encontrado el resultado de  transacciones ya realizadas.
El valor de la droga incautada habría alcanzado en el mercado ilícito 882,65 euros, según la tabla de valoración de precios y pureza de la droga