"Me ha tocado lidiar una época muy complicada"

R. Ch.
-

Entrevista a Francisco Cañizares, presidente provincial del PP

Francisco Cañizares. - Foto: Rueda Villaverde

¿Por qué da ahora este paso al lado y no repetirá como presidente provincial del PP?
Desde hace ya unos meses, tras las elecciones generales y ser elegido senador, tenía claro que no era bueno para el partido que hubiera la acumulación de tantos cargos en una persona. Tampoco oculto que la situación en estos últimos años ha sido difícil y me ha tocado lidiar con una época muy complicada para nuestro partido: la pérdida del Gobierno de Mariano Rajoy, las convocatorias de congresos nacionales y regionales, la pérdida de apoyo del partido en todos los sitios y también en la provincia... y ahí todos tenemos que asumir nuestra cuota de responsabilidad. Eso hace que me parezca una buena idea de la dirección nacional el celebrar congresos de renovación y quiero colaborar a ello para dar un impulso al partido en una nueva dinámica que creo que está siendo positiva con Pablo Casado y que tiene también que formalizarse en la provincia.

¿Se va satisfecho?
En parte sí, en otras cosas sin duda mereceré críticas y hay que asumilaras. Cuando los resultados no han sido los de un partido que siempre quiere ganar las elecciones, seguro que son merecidas. Me voy satisfecho en el sentido de haber sido accesible, de haber estado a disposición de las juntas locales, de portavoces... Me voy orgulloso del trabajo que hemos hecho en unos tiempos complicados, con el orgullo de una familia del PP que se ha crecido y ha revertido la situación y da pruebas de que con el liderazgo de Casado y Paco Núñez en Castilla-La Mancha está resurgiendo a nivel de encuestas.

¿En qué ha cambiado el PP bajo su presidencia?
La gestión del partido se nota sobre todo en el ámbito provincial. El contacto con las juntas locales ha sido bueno, y una labor de la que estoy orgulloso es la de los equipos de la Diputación. Suponen un hito importante, aunque los resultados electorales no han sido buenos.

¿Ha sido el PP el partido más castigado en este nuevo tablero político con la irrupción de Vox y Ciudadanos?
Sin duda. El fraccionamiento de la izquierda ha sido en dos partidos y el centro derecha se ha fracturado en tres. La irrupción de Ciudadanos primero y más recientemente de Vox ha sido una situación con la que hemos tenido que lidiar. Pero siendo la irrupción de Cs muy potente, que parecía que nos iba a hacer desaparecer, al final los que están en vías de desaparición son ellos y Vox, que tuvo un resultado nacional muy positivo, fue muy poco relevante tanto en lo regional, como en la provincia como en lo local en Ciudad Real. Pero sí, son dos hechos que marcan este periodo que ha coincidido con mi presidencia.

Mirando al futuro. ¿Mantendrá su portavocía en el Ayuntamiento de la capital y su cargo como senador?
Sin duda. Son responsabilidades para las que me han elegido los vecinos y voy a seguir con la misma vocación, renovada y todavía más fácil de hacer, por lo que supone tener esta responsabilidad de la presidencia provincial en hombros de otros. Tengo muchas ganas de seguir trabajando para los ciudadrealeños.