Manchón apuesta por remunicipalizar los servicios públicos

D. R.
-
Manchón apuesta por remunicipalizar los servicios públicos - Foto: D. R.

La coalición marca como «línea roja» para futuros pactos que el Ayuntamiento cuente con una Empresa Municipal de Servicios.

La coalición Izquierda Unida-Podemos de Puertollano se marca como su principal propuesta electoral la creación de una Empresa Municipal de Servicios la próxima legislatura con la cual poder «remunicipalizar» aquellos servicios cuya concesión cumpla y poder prestarlos con personal propio. Asimismo, el candidato a la Alcaldía por esta formación, Jesús Manuel Manchón, dejó claro que esta medida será también una «línea roja» de cara a posibles pactos con otros partidos.
Así lo puso esta tarde de manifiesto el cabeza de lista de IU-Podemos en un acto de esta formación en el que participó el militante de IU y alcalde de la localidad gaditana de Medina-Sidonia, que opta a la reelección el 26-M, Santiago Gutiérrez. En este sentido, Manchón se comprometió a acometer una «revisión» del Plan de Reajuste Económico y Estabilidad Presupuestaria que tiene el Consistorio, «que no significa que no vayamos a pagar», y añadió que «la gestión pública es una de las señas de identidad de Izquierda Unida».
Para ello, Manchón hizo hincapié en que su partido mantiene la propuesta de la actual legislatura de transformar la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), en fase de disolución, en la que sería la Empresa Municipal de Servicios, con la cual comenzar a gestionar aquellos servicios cuya concesión cumpla, siendo los más inminentes la gestión de multas, la limpieza viaria, la zona azul, los parkings y la grúa.
Por último, en candidato de IU-Podemos a la Alcaldía dejó claro que «Puertollano necesita un cambio y una vuelta de hoja».
Por su parte, Gutiérrez puso como ejemplo de que este objetivo se puede cumplir la gestión que ha llevado a cabo estos cuatro años en su localidad y añadió que «hay fórmulas jurídicas dentro de la legalidad» para «remunicipalizar» servicios y añadió que «no estamos contando una utopía, sino una experiencia real».