Las balas vuelven a silbar en La Granja

Pilar Muñoz
-

Según los testigos, los disparos, al menos dos, se produjeron después de que se oyera circular por la calle Brasil a tres coches a gran velocidad

Las balas vuelven a silbar en La Granja - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las balas volvieron a silbar ayer en la barriada de La Granja. Esta vez sin causar heridos ni detenidos. Ocurrió ayer, sobre las once de la mañana, en la calle Brasil. Según explicaron a este diario unos vecinos, tres o cuatro hombres a bordo de una furgoneta, de color azul, sacaron por la ventilla el cañón de una escopeta y efectuaron al menos dos disparos sin llegar a alcanzar a nadie. «Estábamos aquí tranquilamente, al lado de la Escuela Infantil Municipal, cuando han disparado. ¡Míra, si sale un niño en ese momento y le dan!», dijo uno de los jóvenes tras asegurar que «pegamos un salto y salimos corriendo, si no ...». En ese instante llega un coche patrulla de la Policía Local, que lleva dando vueltas más de una hora, desde que se recibió una llamada alertando de que se había producido un tiroteo en la calle Brasil.
Los policías observan, callan y, preguntados por este diario respecto a lo ocurrido dicen no poder informar, aunque sí indican que no ha habido un tiroteo, en todo caso  disparos de un clan familiar contra otro. Están enfrentados desde hace tiempo.
El grupo de chicos que está en el lugar afirma que los de la furgoneta «venían a dar» con una escopeta de cañones superpuestos o paralelos. Por ello, «no hay rastro de la munición, no la escupe», explica a este diario uno de los jóvenes, mientras el resto asiente.
Ninguno dice el porqué y si los disparos iban dirigidos a ellos. Confiesan que los conocen, que viven «arriba», en alusión a la barriada de San Martin de Porres. Se resisten a dar los nombres, pero al final acaban señalando a un detenido en otoño del año pasado en relación a unos disparos efectuados desde una furgoneta y que alcanzaron a un hombre que estaba trabajando en un taller mecánico del polígono de Carrión. Ocurrió el 9 de agosto. Iban presuntamente persiguiendo a unas personas, dispararon y una bala perdida alcanzó al trabajador totalmente ajeno a lo que estaba ocurriendo en la carretera de Carrión, a la salida de Ciudad Real.
Sea como fuere, ayer volvieron a silbar las balas en las calles de La Granja, causando alarma entre los vecinos de este popular barrio de Ciudad Real. Además de la escuela infantil, muy cerca de donde ocurrió hay un colegio. Aparte de los agentes de la Policía Local, se desplazó al lugar la Policía Nacional, también movilizó varios coches patrullas hasta el barrio cercano de San Martín, donde trataron de localizar a los autores de los disparos, han asegurado que se ha abierto una investigación para tratar de aclarar lo sucedido.
antecedentes en la zona. En agosto de 2016, detuvieron a dos personas tras un tiroteo en la misma calle, casi en el mismo lugar. Un enfrentamiento entre dos clanes muy conocidos.
 


Las más vistas