scorecardresearch

Complicado desplazamiento para el Caserío

Eduardo Gómez
-

El equipo ciudadrealeño visita este sábado (18 horas) al filial del Barça con las bajas de Augusto Moreno y Campanario

Santiago Canepa se prepara para lanzar en el encuentro de la Copa del Rey. - Foto: Rueda Villaverde

El Caserío Ciudad Real juega este sábado (18 horas) en la Ciudad Deportiva Joan Gamper ante el Barça Atlétic en la quinta jornada del Grupo B de la División de Honor Plata.

Los amarillos han hecho examen de conciencia tras el varapalo sufrido la pasada semana frente al Ibiza y ahora buscan sorprender a un filial azulgrana que aún no conoce la victoria en liga y que fue su verdugo en la Copa del Rey, venciendo en el Puerta de Santa María en la prórroga.

A pesar de la cercanía entre ambos encuentros, Santi Urdiales, técnico del equipo manchego, no cree que vayan a ser parecidos. "El Barça Atlétic en su pista es aún más peligroso. Son jugadores jóvenes que en su pabellón se sienten más protegidos y cometen menos errores", analiza. Ante eso, el preparador santanderino confía en que su equipo se muestre "competitivo", una versión que ya exhibió en Alicante y que le permitió llevarse la victoria en una de las pistas, a priori, más complicadas de la Liga.

El principal problema para el Caserío está en la enfermería. Augusto Moreno de la Santa será baja de larga duración, ya que se operará del hombro izquierdo. A él se le ha sumado también Pablo Campanario, lesionado también en el hombro y que está pendiente de pruebas médicas. Además, Juan Lumbreras sigue con problemas de ciática, aunque intentará hacer un esfuerzo extra para estar con sus compañeros.

Para Santi Urdiales, la clave del encuentro será "encontrar el equilibrio entre frenar el ritmo tan alto que imponen y que a nosotros también nos gusta y no perder nuestra esencia. Si el partido se convierte en un intercambio de golpes o deriva hacia un correcalles lo tendremos muy difícil", admite.

Tras cuatro jornadas disputadas, el Caserío es tercero de la tabla con 4 puntos, mientras que el Barça Atlétic es penúltimo con dos puntos, fruto de dos empates ante Sagunto e Ibiza (cayó con el Alicante), por lo que no sabe aún lo que es ganar, si bien, ha disputado un partido menos.