scorecardresearch

El Avant recupera ritmo con un 70% más de viajeros en verano

Manuela Lillo
-

La reducción del teletrabajo en las empresas incide en el número de usuarios aunque las cifras no llegan al nivel prepademia

El Avant recupera ritmo con un 70% más de viajeros en verano - Foto: Rueda Villaverde

La desescalada ante el coronavirus gracias a la vacunación ha tenido su efecto este verano en el número de usuarios del servicio de alta velocidad de media distancia que conecta el corredor Puertollano-Ciudad Real-Madrid. Esta lanzadera, como popularmente se le conoce, ha registrado durante los meses de junio, julio y agosto un total de 156.700 viajeros, frente a los 91.700 del mismo periodo del año pasado, cuando apenas acababa de llegar a su fin el confinamiento que se decretó el 14 de marzo de 2020 debido a la pandemia y cuando estaban en marcha muchas de las limitaciones que trajo consigo el COVID-19. 

Los datos facilitados a este diario por Renfe, aún provisionales, reflejan un incremento del 70,88 por ciento del número de usuarios y ponen de relieve que este servicio de media distancia está recuperando ritmo tras la parálisis que sufrió durante el primer estado de alarma y la reducción del nivel de ocupación que mantuvo meses después. 

La vuelta a la presencialidad en muchas empresas, gracias a la vacunación frente al COVID, está reactivando el uso de los Avant, si bien todavía hay bastantes empleados que siguen optando por el teletrabajo, de manera que en estos casos los desplazamientos sólo se realizan cuando son estrictamente necesarios. En este sentido, hay que tener en cuenta que la mayoría de los viajeros que se suben a los trenes Avant lo hacen por motivos laborales y de negocios, mientras que son menos quienes lo hacen por turismo. 

Aunque los datos evidencian una reactivación del uso de la media distancia en el periodo estival, las cifras todavía están lejos de alcanzar los niveles previos a la pandemia. Antes de que el coronavirus irrumpiera. la lanzadera que une ambas ciudades manchegas con la capital de España llegó a registrar alrededor de 100.000 viajeros mensuales, con 1,1 millones de usuarios al año. En concreto, 2019, el último ejercicio completo de la ‘vieja normalidad’ se cerró con 1.134.000 usuarios. Sin embargo, 2020 dejó 483.000, un 57 por ciento menos. 

El balance provisional de enero a agosto de este año arroja 353.600 usuarios, frente a los 335.300 del mismo periodo del año pasado. En este último caso hay que tener en cuenta que los meses de enero, febrero y hasta mediados de marzo de 2020 fueron meses ‘normales’ en cuanto a la evolución, es decir, el mundo no conocía aún la existencia del COVID-19 y no se habían impuesto las importantes medidas de restricción de la movilidad que después supuso. 

En concreto, en enero de 2020 se registraron 94.600 viajeros, en febrero de dicho año 95.900 y en marzo 46.300, justo la mitad al decretarse el confinamiento a mitad de mes. 

Esos meses aportaron a la estadística de 2020 hasta 236.800 viajeros, mientras que en el periodo restante de abril a agosto sólo se contabilizaron 98.500. 

A lo largo de este año, sin embargo, la media de usuarios mensual hasta agosto se sitúa alrededor de los 44.000, es decir, ha ido creciendo y permitiendo a la operadora Renfe incrementar paulatinamente las frecuencias, las últimas el lunes de la pasada semana, con dos paradas del AVE Madrid-Sevilla, una en cada sentido. 

De esta forma, aún quedan dos frecuencias por recuperar en los trenes media distancia Avant y son «bastantes» las pendientes de reactivar en el AVE, según ha podido saber este diario, ya que se estima el uso de trenes en alrededor del 60% de viajeros en relación a la etapa previa al coronavirus.