scorecardresearch

Frenazo a la obra pública por el precio de los materiales

M. E.
-

APEC advierte que muchas empresas están renunciando a acudir a licitaciones de obra por su escasa rentabilidad, ante un incremento de casi el 40% del coste de las materias primas

Imagen del nuevo pabellón ferial de Ciudad Real, cuya tercera fase ha quedado paralizada. - Foto: Rueda Villaverde

El frenazo en las obras de la tercera fase de la ampliación del pabellón ferial de Ciudad Real por la renuncia a última hora de las empresas adjudicatarias, según adelantó a La Tribuna el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero, no es un hecho aislado en el sector de la construcción. La escasez de materiales y el incremento «desmesurado» de sus precios está llevando a varias empresas a no acudir al mercado de las licitaciones públicas a partir de cierto importe, puesto que como se advierte desde la Asociación Provincial de Empresarios de Construcción (APEC), «no les cuadran los números del presupuesto». El presidente de la patronal, Manuel Carmona, expresa su preocupación ante un problema que, entiende, «no se va a resolver en el corto plazo», por lo que insta a las autoridades a que busquen una fórmula para evitar las empresas sufran «una situación enormemente perjudicial, pues el incremento de materias absorbe todo el beneficio industrial que pudiera tener en esa obra».

La Asociación Nacional de Constructores (ANCI) ha elaborado un estudio con las consecuencias de estos incrementos en los precios de las materias primas, en el que se asegura que, de media, los costes de las obras de carreteras se han incrementado un 60% y las de edificación y las hidráulicas otro 28 por ciento. Y todo ello porque el acero corrugado ha sufrido un incremento de precio desde abril de 2021 de un 104%, el cobre es ahora un 77% más caro, el aluminio, un 81%, el cemento un 74% o la madera un 49%.

Los orígenes de este incremento de precios están en la pandemia y en la recuperación de la economía tras el parón provocado por la crisis sanitaria y las dificultades para ajustar la oferta a la velocidad de crecimiento. El alza del precio de los fletes y transportes internacionales es otro de los elementos que contribuye, pues el precio de los contenedores de acero se encuentra en máximos históricos y el precio de la madera se ha disparado por el incremento de la demanda internacional. Además, a esta escalada se le ha sumado la actividad de los inversores, «que han visto en estos productos una importante fuente de rentabilidad, produciéndose tensiones en los precios y acopio de mercancía».

Todo este incremento de las materias primas desde abril de 2020 ha conllevado que se disparen los precios de construcción, con el consiguiente perjuicio en los contratos y presupuestos de licitaciones de obras que se hicieron con meses de antelación. Por ello, Manuel Carmona recuerda la necesidad de encontrar soluciones que permitan «una revisión ágil de los precios en las licitaciones, tanto de los que están en curso como de los que se tienen que licitar, al menos de forma transitoria al estilo de lo que ya han hecho Italia y Francia».