scorecardresearch

10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria

Hilario L. Muñoz
-

La madre de Paula, la pequeña que sufrió graves lesiones durante el parto en el hospital de valdepeñas, agradece el apoyo de esta década y pide más recursos para los menores dependientes y sus familias

10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria

Este 14 de octubre, Paula, cumplirá 10 años. Una década en la que sus padres han luchado para que las lesiones que sufrió durante el parto no queden en el olvido y se hayan convertido en un ejemplo de cómo una mala praxis puede afectar a una familia. Hace dos años su madre, Ascensión, acompañada de Carmen Flores, presidenta de la Asociación del Defensor del Paciente, y su abogado Francisco Fernández-Bravo, presentaron una sentencia en la que se le concedía la mayor indemnización de la historia, 5,2 millones de euros, por una negligencia médica. Tras más de dos años de recursos y negociación entre abogadosy aseguradoras del Sescam, esa sentencia se ha hecho efectiva y Ascensión entre lágrimas ha pedido que lo ocurrido sirva para que "los padres que estén en la situación de Paula" se sientan "apoyados". En su caso, cuando acabó la Atención Temprana, al cumplir Paula 6, afirma que la familia se vio sola, con un sueldo entrando en casa y con reformas necesarias, apoyo sanitario o fisioterapia que debía abonar la familia. "Los derechos se deben cumplir como derechos", ha dicho Carmen Flores, quien señaló que "no se pide limosna sino derechos" para estas familias. 

Ascensión ha recordado que estos diez años han sido los de una vida dedicada a cuidar de Paula, quien nació con daño cerebral debido a que no se le colocaron bien las cinchas y le faltó oxígeno en el parto, así figura en la sentencia, y que provocaron que le faltaba el oxígeno. "Estamos a dos pasos de las Lagunas de Ruidera", la familia es de Villahermosa, y "a mis hijos se les ha pasado la infancia" sin ir a bañarse, porque siempre han temido que le pasarse algo a Paula. La ayuda económica les permitirá sufragar parte de esos gastos, darle la atención que se merece en su domicilio y sobre todo dar un futuro a sus otros dos hijos, de 14 y 19 años, si los padres faltasen. 

De hecho, ahora mismo, a Paula la siguen cuidando Ascensión y su madre de 70 años. Entre ambas siguen una rutina que comienza a las 4 de la madrugada cuando se levanta y es necesario quitarle la mucosidad, porque no tiene el acto reflejo de toser. Después se le da de desayunar por sonda, la medicación y antibióticos. Se le asesa y el día sigue pendiente de comprobar la mucosidad, de que tosa. Pendientes de una niña que siente cuando alguien está cerca, aunque "no se puede mover", pero que muestra con la sonrisa sus sentimientos. "No puedes contratar a una persona sin conocimientos", dijo la madre, aunque Flores señaló que las familias son las grandes cuidadoras siempre que se pueda "llegar a fin de mes". 

10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria

La madre recordó que aún no le han pedido perdón ni el médico ni la matrona que la atendieron. "No sé si les podría perdonar", ha dicho. 

Por último, agradeció a su municipio el apoyo recibido en estos 10 años, "a la gente de Villahermosa que nos ha ayudado y se ha alegrado por Paula de esto". 

10 años de litigios

10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria

El abogado de la familia Francisco Fernández-Bravo, de Fernández-Bravo Abogados, señaló que "la opinión pública y la sociedad debe ser conocedora de estos asuntos y cómo sociedad debemos hacernos sensibles a este tipo de situaciones". "Llevamos luchando 10 años, y por fin creemos que hemos conseguido una solución medianamente justa" para esta familia, ha comentado el abogado. 

Fernández-Bravo ha recordado que la madre siempre dice lo mismo, "yo no quiero dinero, quiero una hija sana" y, aunque, la justicia no pueda devolver la salud, sí que puede "amortiguar el daño que se le ha causado a esta familia". Porque el daño es familiar va más allá de las lesiones de Paula, "también se ha destrozado la vida de una familia" con dos niños a los que "se les ha hurtado" esa infancia. 

Fernández-Bravo recordó que para evitar lo que le ha ocurrido a Paula "no había que hacer nada especial o extraordinario, única y exclusivamente se tenía que seguir un patrón" y colocar "bien las cinchas a una parturienta". Lo que se ha visto con el parto ocurrido en el hospital de Valdepeñas fue "una dejadez absoluta", que ha llevado de un embarazo que iba "normal", a tener "una niña con lesiones". 

10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria10 años de lucha por la mayor indemnización sanitaria

Para el abogado es importante lo que esta sentencia puede generar. De hecho, apuntó que hace 20 años, cuando Fernández-Bravo Abogados empezó en el derecho sanitario, se les decía que estaban "medio locos", pero ahora son "muchos los éxitos", poniendo su granito de arena a "crear conciencia en la sociedad y los jueces". 

Negligencias médicas y accidentes de tráfico

"Me niego a llamar accidente al destrozo de un ser humano", señaló Flores, quien recordó que la sentencia no inhabilita ni al médico ni a la patrona que asistieron al parto. Por este motivo pidió que "estas cosas no se repitan" y pidió un reconocimiento, "político", a las víctimas. "Hay reconocimiento para otras cosas, pero en negligencias se dice, es mala suerte, pero no es eso, hemos dado con un patán que nos ha arruinado la vida". 

La presidenta de la asociación Defensor del paciente recordó que hay grandes diferencias entre el derecho sanitario y el resto, y puso el ejemplo de que si una persona sufre un accidente, "sin ir borracho" por un despiste. "Se os escapa, tenéis un error, matáis a una persona y os aseguro que no tiene nada que ver la condena con una condena por negligencia médica". Por este motivo pidió "igualar las penas cuando hay una situación de máxima gravedad" como la de Paula.