La Audiencia ratifica la custodia de un menor al padre

Pilar Muñoz
-

La Audiencia Provincial de Ciudad Real desestiman por "unanimidad" el recurso interpuesto por la madre y dan la razón a la abogada Irene Palop que se hizo cargo del caso aún sabiendo que son pocas las custodias que se otorgan al padre

La Audiencia ratifica la custodia de un menor al padre - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Audiencia Provincial da la razón a la abogada Irene Palop Fernández en la causa que ha defendido respecto a la guarda y custodia de un menor a favor de su padre. La madre del niño interpuso un recurso de apelación contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Tomelloso, que ya le dio la razón al padre en el pleito por la custodia del hijo.
Ahora la Audiencia de Ciudad Real ha desestimado por «unanimidad» el recurso interpuesto por la madre contra la sentencia del Juzgado de Tomelloso, por la que se estimaba la demanda de modificación de medidas definitivas interpuesta por la abogada Irene Palop, acordando la guarda y custodia a favor de un padre. La sentencia de primera instancia está muy bien fundamentada, con una completa argumentación del cambio de circunstancias que justifica el de guarda y custodia. Unos fundamentos que recoge la sentencia de la Audiencia, a la que ha tenido acceso La Tribuna.
Tras la separación del matrimonio, la madre inició una relación con una persona que el hijo no sólo no aceptaba, sino que la mala relación entre ambos llegó a un punto que cuando el marido de la madre estaba en el domicilio, el menor intentaba no salir de su habitación.
 En agosto de 2015 el padre del menor contactó con la abogada y le expuso la situación. Su hijo tenía 9 años y evidenciaba una tristeza y falta de motivación muy grandes.
La letrada Palop, tras estudiar el caso y comprobar que no era un mero capricho ni que el menor estaba influenciado por el padre, se puso a trabajar  en el pleito con empeño y perseverancia consciente de la dificultad que entrañaba habida cuenta de que son muy pocos los casos en los que se otorga la custodia al padre, es más, cuando se separaron se la dieron a la madre.
 Los jueces le han dado la razón a la letrada al comprobar que no era un  capricho del menor ni estaba influenciado por el padre.