Cuatro obras de urgencia en el convento de los dominicos

A. Criado
-

El Obispado de Ciudad Real pretende llevar a cabo cuatro obras de urgencia en el convento de la Asunción de Calatrava de Almagro, para lo que solicitó hace unos meses la autorización pertinente a Patrimonio

Cuatro obras de urgencia en el convento de los dominicos - Foto: Pablo Lorente

El Obispado de Ciudad Real pretende llevar a cabo cuatro obras de urgencia en el convento de la Asunción de Calatrava de Almagro, declarado Monumento Histórico en 1851, para lo que solicitó hace unos meses la autorización pertinente al departamento de Patrimonio de la Delegación Provincial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Así lo avanzó a La Tribuna el responsable diocesano de Obras, Rafael Melgar, que confirmó que técnicos de la Administración regional visitaron hace unas semanas este majestuoso inmueble, popularmente conocido como convento de los dominicos, para conocer in situ el alcance de las actuaciones planteadas. Dos de estas obras de emergencia se localizan en el edificio de la hospedería, que ha visto como una parte del tejado ha cedido, así como uno de los muros de la fachada que da a la antigua cocina de establecimiento anexo al convento y que se cerró de forma provisional para evitar males mayores. Ahora, explicó Melgar, «estamos a la espera de que Patrimonio nos precise con qué materiales tenemos que recubrirlo». Otra de las actuaciones tiene como objetivo el arreglo de una pronunciada grieta abierta desde hace años en una de las escaleras que dan acceso al claustro, una de las joyas del Renacimiento español. «La idea es colocar unos tensores para contraer los muros», apuntó el responsable de Obras de la Diócesis de Ciudad Real. Rafael Melgar cifró estas tres actuaciones en unos 56.000 euros, a los que habría que añadir el coste de la cuarta actuación de emergencia, localizada en esta ocasión en el presbiterio. Indicó que en la zona del crucero del altar existe una especie de canalón en el que se ha abierto un pequeño agujero por el que se filtra el agua. Además del visto bueno de Patrimonio, el Obispado también necesita que el Ayuntamiento de Almagro otorgue la licencia de obra correspondiente. En este punto, Rafael Melgar señaló que aunque el convento de la Asunción de Calatrava de Almagro cerró sus puertas en agosto de 2017 con el adiós del último fraile dominico, Vicente Díaz Rodríguez, el Obispado de Ciudad Real «trabaja en su mantenimiento y se preocupa por su conservación», ya que se trata de un edificio histórico protegido, y puso como ejemplo estas obras de emergencia proyectadas. También se encargará de la restauración del Cristo de las Aguas que albergaba la iglesia del monasterio y que actualmente se encuentra en el Museo Diocesano por «el interés de su conservación». Hay que recordar que días después de que el último fraile dominico entregara las llaves del edificio al vicario general, el Obispado lo puso a la venta, una decisión que generó mucha controversia y que puso sobre la mesa un acalorado debate sobre la titularidad de este Monumento Histórico, registrado a nombre de la Diócesis de Ciudad Real en 1975, alegando que es de su propiedad «desde tiempo inmemorial». En este sentido, Melgar subrayó que la situación no ha variado desde entonces y que el Obispado «está abierto a cualquier opción», ya sea una venta privada o un acuerdo con las distintas administraciones públicas, pero hizo hincapié en que «para mantenerlo hay que darle un uso».