La provincia vive su primer día sin fallecidos por COVID-19

Hilario L. Muñoz
-

La curva asciende con más de 250 positivos por segundo consecutivo día y se aproxima a los 1.500 pacientes contagiados, un 65 por ciento de ellos hospitalizados y 76 en estado grave

La provincia vive su primer día sin fallecidos por COVID-19 - Foto: Rueda Villaverde


La epidemia de coronavirus dio este viernes un ligero respiro a la provincia de Ciudad Real al registrarse, por primera vez, desde el pasado 13 de marzo un día sin que se produjeran fallecidos. Se trata de un pequeño hito, un respiro, dentro de un contagio que no cesa y, de hecho, ayer se volvió a superar los 250 positivos más en la provincia, que se aproxima a los 1.500, cifras que seguramente superará este sábado así como el lunes se podría llegar a los 2.000 pacientes con coronavirus. En cifras globales, la provincia cierra el viernes con 1.422 positivos y 89 fallecidos.
De este modo, Ciudad Real sigue liderando los datos de contagiados en Castilla-La Mancha. Ayer se incrementó el dato en 275 personas más que han dado positivo en las pruebas. Por ponerlo en comparación, en toda Castilla-La Mancha hay 3.934 casos confirmados, este viernes aumentaron en 551 personas. Por lo tanto, Ciudad Real con sus 1.422 positivos supone más de un tercio de todos los casos que hay en la región y la mitad del aumento diario. Si se quiere buscar un dato positivo, los 275 pacientes de incremento de ayer viernes implican un aumento porcentual del 24 por ciento, se trata del menor de toda la semana, aunque aún es pronto para saber si la curva de contagios se está aplanando.
Hay que tener en cuenta que de los 1.422 pacientes que hay en la provincia 914 están hospitalizados. Se trata de un dato que no para de crecer y por ponerlo en perspectiva, el pasado sábado los pacientes ingresados eran apenas 173, con lo que la carga asistencial se ha multiplicado por cinco en menos de una semana. Al igual que ocurre con el número de contagiados, Ciudad Real acapara un tercio de todos los pacientes que están ingresados en un centro sanitario de los 2.707 que hay en toda la región.
Este ritmo de ingresos en los hospitales por COVID-19 tiene su correlación con los casos graves que se han registrado y ayer viernes por la mañana había 76 personas que necesitaban respirador. El pasado sábado eran solo 17. En Castilla-La Mancha hay 273 pacientes que necesitan de este instrumental para sobrevivir.
En cuanto a la cifra de fallecidos y los 89 que se han registrado en la provincia de Ciudad Real se trata de un dato que no se ha movido respecto a las cifras del jueves. Esto es algo que no había ocurrido desde el pasado 14 de marzo. Aquel día, Ciudad Real contaba con 49 casos y contabilizó sus primeros dos fallecidos. Por lo tanto se podría decir que este viernes se ha vivido la primera jornada sin muertes desde que arrancara la epidemia. En el dato regional son 367 los fallecidos, de tal modo que esta cifra es la única en que Ciudad Real ya no supone un tercio de la región. Hay que tener en cuenta que este hecho se produjo en una jornada en que, por primera vez, desde el inicio de la pandemia, se produjeron más altas hospitalarias que fallecimientos. Así, ayer jueves 26 de marzo hubo 58 altas mientras que el número de fallecimientos fue 51 más que el día anterior en la región.
En cuanto a los datos por hospitales, Ciudad Real y La Mancha Centro cuentan con 299 pacientes ingresados en cada uno; el hospital de Tomelloso tiene 125; el de Manzanares, 41; el de Puertollano 97; y el de Valdepeñas 53. En el resto de la región los hospitalizados se reparten en 320 en Guadalajara; 6 en el Nacional de Parapléjicos; 110 en Villarrobledo; 179, en Talavera; 181, en Cuenca; 67, en Hellín; y 464 en Toledo.
Respecto a los pacientes que necesitan respirador, son 48 en Albacete, 10 en Almansa, 2 en Tomelloso, 4 en Manzanares, 28 en Guadalajara, 26 en Ciudad Real, 30 en Mancha Centro, 9 en Villarrobledo, 19 en Talavera, 21 en Cuenca, 12 en Hellín, 9 en Puertollano, 5 en Valdepeñas y 50 en Toledo.