«El crecimiento del fútbol femenino está siendo exponencial»

Eduardo Gómez
-

La manzanareña Blanca Romero ejerce desde este mes como preparadora física de la selección española femenina, que está disputando la clasificación para el Europeo 2022

Blanca Romero, durante un entrenamiento. - Foto: RFEF

La selección española femenina de fútbol continuó este fin de semana en Moldavia su clasificación para el Campeonato de Europa 2022, que se celebrará en Inglaterra. Con la expedición viajó por primera vez la manzanareña Blanca Romero, que desde este mes de septiembre ejerce como preparadora física del combinado nacional. Su familia es muy conocida en la localidad, ya que regenta la churrería ‘La Brava’ y ahora ella, aplicando esos valores de constancia, sacrificio, trabajo y humildad que inculca el negocio familiar, trabaja con los talentos del fútbol femenino español. 
Sus inicios en el fútbol se remontan a la pasión que le transmitió su hermano y como jugadora militó en equipos de Manzanares y Santa Cruz de Mudela antes de dar el salto con el FF La Solana, con el que llegó a competir en Primera Nacional. También formó parte de la selección de Castilla-La Mancha.
Posteriormente, pasó a los banquillos, donde ha trabajado en los cuerpos técnicos del Rayo Vallecano y Madrid CFF, así como de Las Rozas masculino, experiencia que le ha servido para dar ahora el salto a la Federación Española de Fútbol.
La manzanareña imparte instrucciones a las jugadoras de la selección femenina.La manzanareña imparte instrucciones a las jugadoras de la selección femenina. - Foto: RFEFDoctora en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, es también fisioterapeuta y maestra en Educación Física. Imparte clases en la Universidad Autónoma de Madrid y ahora afronta esta nueva etapa como preparadora física de la selección «con mucha ilusión».
Durante el confinamiento la Federación Española organizó charlas y ponencias en distintas parcelas y a raíz de su participación en una de ellas la Federación Española le propuso trabajar con la selección absoluta. 
Durante la pasada semana la selección femenina estuvo concentrada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, su primera experiencia con la selección. «La dinámica es muy diferente a la que tienes con un club. Debes tener una comunicación con los equipos de los que proceden las jugadoras ya a partir de ahí planificar también los entrenamientos para no hacer algo contraproducente.La verdad que estamos a tope, no paramos».
En esta primera toma de contacto, Blanca Romero resalta «la gran profesionalidad» de todas las jugadoras, lo que está permitiendo que el fútbol femenino en España esté teniendo «un crecimiento exponencial» durante los últimos años. 
«Al principio tienes los nervios lógicos de cuando te enfrentas por primera vez a un reto, pero la verdad es que estoy muy a gusto porque todas tenemos ya muchas ganas de competir y de volver a esa normalidad que nos permita seguir disfrutando del fútbol», apunta.
En este sentido, subraya la labor de formación que están realizando muchos clubes y donde la preparación física, «que antes era el talón de Aquiles», está cobrando cada vez mayor importancia. En una competición de alto nivel cada detalle cuenta y el nivel físico de las jugadoras puede terminar siendo un factor determinante.
Su día a día es frenético y pide que instituciones, patrocinadores y aficionados «sigan apoyando al fútbol femenino». Por ello, cree que la llegada del Real Madrid a la Liga Iberdrola puede ser un acicate importante por la repercusión mediática, así como que la selección obtenga buenos resultados «porque al final es el escaparate del fútbol femenino español».