scorecardresearch

Cartel de no hay billetes en Almodóvar

Rafael Zaldívar
-

Morante, Perera y Luque, muy por encima del ganado de 'Albarreal', mal presentado, sin fuerzas y apagados en el último tercio. Morante y Luque no quisieron salir en hombros.

El cartel de la temporada salva la tarde - Foto: Rueda Villaverde

Morante, Perera y Luque, muy por encima del ganado de ‘Albarreal’, mal presentado, sin fuerzas y apagados en el último tercio. Morante y Luque no quisieron salir en hombros.

Había mucha expectación para ver uno de los mejores carteles de la temporada, y a fe que lo fue en los tendidos, pues se encontraban llenos de público, deseoso de ver triunfar a la terna. Eso, por sí mismo, es noticia. Se puso el cartel de ‘No hay billetes’ (dentro del aforo permitido) y el público se las prometía muy felices. La afición de Almodóvar sabe lo que es el toro-toro.

Tema que según avanzaba la tarde brillaba por su ausencia. Que no echen mano al consabido ‘plaza de tercera’, porque el billete es el mismo en Madrid, Ciudad Real o Sevilla. Acaso, ¿no había un encierro en el campo más acorde para la terna?

El cartel de la temporada salva la tardeEl cartel de la temporada salva la tarde - Foto: Rueda Villaverde

Lo de Albarreal estuvo mal presentado, blandos hasta decir basta, sosos y apagados en el último tercio… prácticamente para ver algo digno en la tarde tenemos que remontarnos al tercer o cuarto toro. El primero de la tarde, fue un ‘inválido’ que se defendía y poco más; Morante lo probó, le quitó las moscas y lo cuadró entre las protestas. Media tendida, pinchazo y otro hondo más descabello. Pitos al toro y al torero. Mal comienzo.

El segundo de lidia ordinaria, de pobre presencia como el anterior, se le señaló el puyazo. Verónicas y quite por tafalleras cerrado con media a cargo de Perera. El toro se refugia en tablas, Perera que le receta series cortas con la diestra tratando de suplir la ‘sosería’ del bicho.

Algo mejor en los naturales, pero ayuno todo de emoción. Pinchazo hondo y dos descabellos. Saludó.

El cartel de la temporada salva la tardeEl cartel de la temporada salva la tarde - Foto: Rueda Villaverde

Luque en el tercero, veroniqueó con gusto, cambiando el tercio nada más señalar el puyazo. Dos pares de banderillas-fue la tónica del segundo tercio- y Luque que se va al centro del ruedo ofreciendo muletazos templados aprovechando las escasas embestidas del animal. Luego, se justificó metiéndose entre los pitones y cerró con un desplante. Dos pinchazos y descabello. Oreja protestada que dio al alguacil. Vuelta al ruedo.

Poco, muy poco pues, en la primera parte. Nos temíamos un fiasco ganadero en toda regla. En estas que salió el cuarto, que tenía algo más de celo, y Morante de la Pueblo, más responsabilizado, comenzó a desgranar sus virtudes capoteras, levantando como un resorte a los miles de espectadores, que le jalearon en los tres afarolados, chicuelinas algo movidas, cerrado todo ello con una serpentina. El quite por delantales y la media, con ‘repajolera’ gracia sevillana. Digamos que levantó la tarde. Comenzó el trasteo de muleta con un pase por alto, otro por bajo y el de pecho, a un toro muy soso pero que aguantó, utilizando el de la Puebla, el temple y la suavidad en las embestidas. Molinetes rodilla en tierra y desplante entre los aplausos del público. Buena estocada y las dos orejas. ¡Menos mal!

Salió el quinto, con más presencia, pero poco ofensivo como sus hermanos, para que Perera ejecutara verónicas de buen trazo que fueron aplaudidas. Quitó por chicuelinas y perdió el capote al final. Faena larga, iniciada con con muletazos mandones por alto, seguido de dos series templadas en redondo; los naturales fueron su mejor baza al toro que más emoción tuvo de la corrida. Repitió con clase las embestidas y Perera se encontró a gusto en las cercanías como nos tiene acostumbrados. Faena maciza, sin aspavientos, que echó por tierra tras los pinchazos. Perdió las orejas tal como iba la tarde y la generosidad del presidente. Saludó una ovación.

El cartel de la temporada salva la tardeEl cartel de la temporada salva la tarde - Foto: Rueda Villaverde

En el sexto, otro blando y sin codicia, apareció el Luque responsable, tirando del espectáculo hacia arriba. Larga cambiada, verónicas sueltas y monopuyazo al cornúpeta. Anotamos un gran pase de pecho y muletazos sueltos, pues su enemigo andaba remiso en los viajes. Fácil, por encima de su antagonista, el de Gerena. Tiró la ayuda y optó por las cercanías metiéndose en los terrenos del toro. La rúbrica fue una gran estocada que le valieron las dos orejas.

Los toreros salvaron ‘in extremis’ la tarde; el ganado mejor olvidarlo.

Más fotos:

El cartel de la temporada salva la tarde
El cartel de la temporada salva la tarde - Foto: Rueda Villaverde
Aspecto de los pitones de los toros
Aspecto de los pitones de los toros - Foto: Rueda Villaverde
El cartel de la temporada salva la tarde
El cartel de la temporada salva la tarde - Foto: Rueda Villaverde