La disciplina como receta

Eduardo Gómez
-

Luis Casimiro, técnico del Unicaja Málaga, extrapola a la sociedad en esta crisis los valores del éxito del deporte

Luis Casimiro, entrenador de Unicaja. - Foto: Jorge Zapata (EFE)

Luis Casimiro vive estos días de confinamiento en Málaga. El técnico del Unicaja afronta esta situación «con la normalidad de cualquier otra persona que cesa su actividad. El problema es muy importante y hay que seguir las directrices marcadas y dejar a un lado lo que estaba siendo nuestra actividad habitual». 
El entrenador natural de Villamayor de Calatrava ha optado por tomarse «un receso» y centrar sus pensamientos y reflexiones «en todas aquellas personas que lo están pasando mal o que no pueden disfrutar de las comodidades que tenemos otros para ir pasando estos días. Creo que esa gente merece todo nuestro respeto y se está hablando poco de ellos. Esta situación va a ir para largo y y tendremos tiempo para todo».
Gracias a las nuevas tecnologías está en permanente contacto con familiares y amigos y pide a la sociedad «disciplina y perseverancia para frenar la pandemia», extrapolando valores del deporte a nuestra vida diaria. «En el deporte puedes tener virtudes innatas, talento…, pero sin perseverancia, disciplina, constancia e insistencia no vas a ningún lado», argumenta.
En cuanto a una posible reanudación de las competiciones, opina que acabar los torneos «sería lo más justo, pero ahora mismo no se puede decir nada. Sabemos, en lo que a Unicaja respecta, que tanto Eurocup como Liga Endesa quieren acabar la competición, pero no se sabe cómo. Yo espero y deseo que sea así, pero más que nada porque eso significaría que hemos retomado la normalidad».
Asimismo, para Luis Casimiro el aplazamiento de los Juegos Olímpicos «es una buena decisión. Si es difícil saber cómo se va a poder acabar una competición doméstica, imagina aunar a todos los países del mundo en un montón de deportes. Además, eso alivia el calendario y puede ayudar a que las ligas domésticas puedan concluir».
También hay tiempo para la nostalgia y durante estos días, junto a su hija Gemma, de 20 años, está rememorando partidos históricos, gracias a las reposiciones de canales temáticos como Teledeporte y las redes sociales. «Te ayuda a ver las cosas con perspectiva. Es el mismo deporte, pero parece algo totalmente diferente porque ves cómo ha evolucionado todo: la intensidad, el físico… En grupos también están poniendo fotos de otras épocas y etapas y es verdad que surge la nostalgia», concluye.
Unicaja Málaga estaba peleando por clasificarse para el play off por el título de la Liga Endesa, fue subcampeón de la Copa del Rey y en la Eurocup  está clasificado para disputar los cuartos de final.