El compacto futurista

Agencias - SPC
-

El Volkswagen ID.3 destaca por su simplicidad y tecnología diseñada para facilitar la conducción

El compacto futurista

La planta alemana de Zwickau ha iniciado oficialmente la fabricación del nuevo coche eléctrico ID.3, con el que Volkswagen (VW) asegura que entra en una nueva era.
El Volkswagen ID.3 se caracteriza por contar con una amplia autonomía eléctrica, de entre 330 y 550 kilómetros (según versiones), y por estrenar la plataforma modular MEB del Grupo Volkswagen, en la que el grupo automovilístico alemán ha invertido 6.000 millones de euros. Si el Escarabajo fue el coche del pueblo, el ID.3 quiere ser el eléctrico del pueblo, ya que el precio del Volkswagen ID.3 arrancaría en 29.990 euros en Alemania. 
El ID.3 es un compacto, con un tamaño de 4,26 metros, ligeramente inferior al de un Golf. En él, la marca ha definido una identidad muy marcada, un diseño futurista, con el objetivo de crear una «familia ID».
El frontal destaca por carecer de calandra y por emplear unos faros con tecnología Matrix LED opcional. Según Volkswagen, con el sistema opcional de apertura y cierre sin llave Keyless Advanced, los faros Matrix LED se iluminan como si te estuvieran guiñando el ojo, «haciendo que el ID.3 parezca casi humano».
También cuenta con lamas de refrigeración activa, usadas para el grupo propulsor. La caída del techo es muy pronunciada y en ella destacan unos vinilos en el pilar C. La carrocería es de color bitono: el portón del maletero está pintado en negro, al igual que el techo, que está coronado por un spoiler. Los grupos ópticos traseros con tecnología LED ofrecen un diseño estrecho y horizontal.
El ID.3 goza de un interior muy espacioso para cinco personas, gracias a la arquitectura de la plataforma MEB, la distribución de las baterías en la base y la ausencia de túnel central. Su maletero, de 385 litros, es similar al del Volkswagen Golf 7 (380 litros).
El diseño del interior es de nueva factura, con cuadro de instrumentos digital y un salpicadero presidido por una pantalla central de 10 pulgadas. Cuenta con control gestual y control por voz intuitivo.  El selector del cambio no se ha situado entre los ocupantes de las plazas delanteras, sino que se ha ubicado a la derecha del cuadro de instrumentos. Además, también cuenta con un Head-Up Display que proyecta la información en el cristal, con funciones de realidad aumentada, que nos ayudan, por ejemplo, a seguir correctamente las direcciones del navegador.
El Volkswagen ID.3 está siempre conectado a internet gracias a una red 5G integrada, lo que permite realizar actualizaciones sin necesidad de cables. El ID.3 cuenta con un motor eléctrico de 201 CV y 310 Nm de par motor, situado en el eje trasero de tracción trasera. La batería, según versiones, está entre los 45 y los 77 kWh para una autonomía de 330 a 550 kilómetros.