Javier Laguna: «Esta medida se podía haber tomado antes»

Manuel Espadas
-

El Vestas Alarcos aplaude la suspensión de la competición en Plata, aunque su entrenador recuerda que se podía haber hecho cuando se conocieron los positivos en el Málaga

Javier Laguna (izquierda), junto a su presidente, Juan Pablo Marciel, ayer en rueda de prensa. - Foto: LT

Después de que la competición en Plata Masculina se haya suspendido hasta dentro de dos semanas, el presidente y el primer entrenador del Vestas Alarcos han comparecido ante los medios para respaldar la medida preventiva adoptada por la Federación Española de Balonmano, así como para desear que la crisis provocada por el coronavirus se resuelva cuanto antes y con los menos damnificados posibles. 
A tenor de ello, el club tomó la decisión de suspender también los entrenamientos, invitando a sus jugadores a que se marcharan a casa en Ciudad Real, aunque con un plan de trabajo personalizado, parecido al que se llevan durante los periodos vacacionales. Además, el club les ha prohibido asistir a lugares públicos masificados y al propio gimnasio.
Así lo explicaba Javier Laguna, que calificada la situación como «triste, con medidas que no son fáciles de tomar», dejando claro que «la salud es lo primero». El técnico alarquista considera que la decisión de aplazar las dos próximas jornadas ligueras (con partidos para el Alarcos en Bordils y en el Quijote Arena contra el Atlético Novás) es una medida correcta, aunque llega tarde, apuntando a que se tenía que haber hecho cuando se conoció que en las filas del Málaga se habían dado dos positivos por el virus. El equipo malagueño jugó contra el Antequera y después se permitió que en la siguiente jornada los antequeranos jugaran en Villa de Aranda. «Aquel era el momento, porque en vez de hablar de dos equipos afectados podríamos estar hablando de tres. Creo que esta medida se podía haber tomado antes».
Sobre si cree que la competición en Plata se reanudará y se podrá concluir, Laguna prefería no «hablar por hablar», garantizando que «si la liga se reanuda el día 29 contra el Zamora, estaremos preparados». 
Por su parte, el presidente del club informaba que todos los entrenamientos de todas las categorías de la entidad, tanto en la sección de balonmano como de fútbol sala, han quedado suspendidas. Juan Pablo Marciel afirmaba que «la salud de todos es lo primero» y calificaba la decisión de la Federación Española como «valiente», buscando lo mejor «para los deportistas y para la sociedad». «El lema del club, que es partido a partido, hay que cambiarlo ahora por el día a día en la vida», finalizaba Marciel.