Sube al 70% la previsión de lluvia de un Domingo de Piñata

R. Ch.
-

La llegada de un frente por el noroeste peninsular condiciona la previsión de un fin de semana con precipitaciones «a la espera de saber si llueve mucho o no»

Sube al 70% la previsión de lluvia de un Domingo de Piñata - Foto: Rueda Villaverde

Intervalos nubosos con lluvia escasa sigue siendo la previsión del tiempo que manda en la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para Ciudad Real capital de cara al próximo domingo, fecha clave del carnaval capitalino que espera a más de 3.600 participantes para su desfile del Domingo de Piñata que el año pasado, por ejemplo, movilizó a más de 28.000 personas que se dieron cita por la ciudad para seguir las evoluciones del desfile. La entrada de un frente más activo y más frío por el noroeste peninsular condiciona una previsión del tiempo «para la que queda saber hasta qué punto barrerá o no la Meseta», según explicaron ayer a La Tribuna desde el Observatorio de la Aemet en la capital.
Lo que se espera, de partida, para Ciudad Real son esos cielos cubiertos que ya desde este jueves y viernes se empezarán a poblar de nubes para desembocar en un sábado que aventura las primeras gotas de lluvia que se recogerían en la capital, al menos, desde finales de enero. Para la tarde del día 29 la posibilidad de precipitaciones crece desde el 15 por ciento que se fija para la mañana hasta el 75 por ciento que se establece para la segunda mitad del día.
«Es posible que la tarde del sábado llueva», indican en la Aemet y el domingo, lo más normal, es haya que volver a sacar los paraguas y sólo queda saber si será ante lluvias escasas y puntuales o para una jornada desapacible. «De entrada va a haber agua», explican en el Observatorio de Ciudad Real, «otra cosa es saber cuánto lloverá, aunque probablemente no sea mucho» y las precipitaciones se concentren en horario de tarde antes de llegar a un lunes «que claramente será una jornada desapacible», según la Aemet.
Sí parece seguro que el fin de semana llega con una bajada de temperaturas que comenzará el sábado y que se mantendrá el domingo. Si el viernes los termómetros llegarán a los 22 grados, el fin de semana rebajará las máximas a valores de entre 17 y 16 grados, con unas mínimas que suben hasta los siete o nueve grados.
La semana arrancará con lluvias y rachas de viento de 40 kilómetros por hora y con temperaturas que se mantendrán en valores del fin de semana, lejos de los más de 20 grados registrados en las jornadas anteriores.