scorecardresearch

Tráfico tira de todos sus agentes para la 'Operación salida'

Pilar Muñoz
-

Ha desplegado un gran dispositivo de seguridad con motivo del inicio de la operación especial de la DGT, que prevé un movimiento de 153.000 vehículos este fin de semana en la red provincial

Tráfico tira de todos sus agentes para la 'Operación salida' - Foto: Rueda Villaverde

Hay ganas de vacaciones y Tráfico ha desplegado un gran dispositivo para garantizar la seguridad del abultado número de viajeros que se espera que circule estos días por las carreteras de la provincia de Ciudad Real. Este fin de semana la plantilla de Tráfico de la Guardia Civil de Tráfico va a estar en la carretera «al completo», salvo los que están de vacaciones, que son pocos, para velar por el buen desarrollo de la circulación. Este verano «se prevé que se asemeje o supere las cifras de 2019», antes de la pandemia, indica a este diario el capitán jefe del Subsector de Tráfico, Pedro Manuel Puerta, la víspera del inicio de la primera gran escapada.

La operación puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico comienza esta tarde a las tres y finalizará el domingo 3 de julio a las doce de la noche. La DGT prevé algo más de tres millones de desplazamientos por la red provincial, frente a los 2,9 de 2019. En la primera fase de la operación del verano la previsión es de 153.000 vehículos, 37.000 menos que en el mismo periodo de hace tres años.

Desde este viernes hasta el domingo los agentes van a estar muy vigilantes en las vías principales de la provincia (A-4, A-43, N-401 y N-430) y también en las carreteras secundarias y cercanas a las localidades para prevenir accidentes.

El jefe del Subsector de Tráfico recuerda los últimos cambios legislativos en materia de tráfico que entraron en vigor el pasado mes de marzo para poner freno a los accidentes con víctimas mortales por distracciones, el uso del teléfono móvil al volante. El capitán Pedro Puerta asegura que está demostrado que el alcohol, las drogas y el móvil al volante se cobran muchas vidas. De ahí, la nueva Ley de Tráfico. Desde marzo, conducir con el terminal en la mano, aunque no se esté haciendo uso de él, acarrea la retirada de seis puntos del carné de conducir y una multa de 200 euros, como también si no se lleva el cinturón de seguridad, aunque en este caso los puntos a detraer son cuatro. El mismo número que perderán aquellos que sorprendan sin hacer uso de los sistemas de retención infantil o del casco en el supuesto de los motoristas. Los guardias civiles de Tráfico van a estar «muy atentos» para evitar que se incumplan las normas por el riesgo que representan.

Durante este fin de semana, no sólo se va a incrementar la vigilancia a pie de carretera, también desde el aire mediante drones y el helicóptero Pegasus de la DGT. En este sentido, el jefe del Subsector de Tráfico indica a este periódico que no sabe el número de drones ni cuándo sobrevolará Pegasus la A-4, pero estará, avisa.

Del mismo modo, significa que también se contará con cinemómetros para la medición de velocidad, además de los radares fijos y móviles repartidos por las carreteras de la provincia. El fin es evitar los accidentes. «Hay ganas de vacaciones, de salir, pero no hay que tener prisa por llegar al punto de destino. Hay que llegar bien y disfrutar del verano», subraya el oficial al mando del Subsector de Tráfico.

El dispositivo desplegado para garantizar la seguridad de los cientos de viajeros incluye controles de alcoholemia y drogas la A-4 (Autovía del Sur), que soporta el mayor volumen de circulación (de Madrid hacia la costa), y el resto de autovías y carreteras convencionales donde se registra gran movimiento de vehículos por las vacaciones y fiestas.