scorecardresearch

La plusvalía de herencias podrá bonificarse al 50 por ciento

Hilario L. Muñoz
-

La Concejalía de Hacienda traspone el Real Decreto que habilita de nuevo a los ayuntamientos de nuevo a cobrar el impuesto por la compra de pisos, con un cambio en las bonificaciones dirigido a quienes vendan inmuebles procedentes de herencias

La plusvalía de herencias podrá bonificarse al 50 por ciento

La plusvalía que se debería abonar por la venta de un inmueble heredado estará beneficiada hasta en un 50 por ciento. Este es el cambio más importante en la trasposición del Real Decreto del Gobierno de España al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. El pasado año el Tribunal Constitucional anuló este impuesto, realizando cambios en el texto legal que el Gobierno aprobó y que ahora los ayuntamientos deben trasladar a su normativa municipal. En concreto, el próximo lunes, la Junta de Gobierno local aprobará estos cambios, según explicó ayer el concejal de Hacienda, Nicolás Clavero. 

"Mantenemos los tipos de la ordenanza actual y proponemos un incremento de las bonificaciones de aquellas plusvalías que procedan por mortis causa, por herencias", dijo Clavero, en rueda de prensa. Esto significa que aquellas personas que tengan plusvalía por herencias y que vendan el inmueble por más valor del que lo adquirieron tendrán una bonificación del 35 al 50% en función de unos tramos. En concreto, para bases de hasta 10.000 euros de la plusvalía la bonificación será del 50%; de 10.001 a 25.000, del 45%; hasta 50.000 del 40%; y hasta 100.000 del 35%. Toda aquella plusvalía que sobrepase esa cuantía y que proceda de herencia no tendrá derecho a bonificación.

Clavero señaló que este cambio normativo supondrá una pérdida de los ingresos municipales de entorno a los 800.000 euros. El valor actual de lo que ingresan las arcas municipales por la venta de inmuebles, a través de este impuesto, se sitúa entre los 1,5 y los 1,7 millones de euros. 

Además de este cambio normativo, tal y como avanzó La Tribuna, también irá a la Junta de Gobierno local una reducción en la tarifa del agua, en concreto del saneamiento, de 0,7192 euros por trimestre, algo más de 3,5 euros por año. Se trata de un acuerdo alcanzado la pasada legislatura y que sigue en vigor, por el que la actualización de precios del coste del saneamiento al IPC, no se aplicará a los usuarios. Esto implicará unos 135.000 euros menos de ingresos municipales.

Tras aprobarse el lunes en la Junta de Gobierno local, los grupos tendrán 10 días hábiles para estudiarla y después el cambio de las ordenanzas se llevará al Consejo de Ciudad, antes de aprobarse en Pleno, el último jueves de marzo.