La obra de rehabilitación del arco se adjudica el lunes

Manuela Lillo
-

El Ayuntamiento propone a la empresa Parrós Obras S. L. que presentó una oferta de 454.000 euros, con una merma del 32% en relación al presupuesto de licitación

La obra de rehabilitación del arco se adjudica el lunes - Foto: Tomás Fernández de Moya


La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Ciudad Real tiene previsto aprobar este lunes la adjudicación de la obra de rehabilitación del arco del Torreón, una actuación importante que lleva años pendiente y que está previsto que se ejecute en este ejercicio.
El proyecto pasó por fase de licitación en noviembre y registró seis ofertas por parte de empresas que estaban interesadas en su ejecución, una de ellas declarada en baja temeraria, por lo que fue necesario el informe de justificación de esta baja para su resolución. Así lo dio a conocer la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, en su visita de hace unas semanas a la inauguración del aparcamiento de la calle Lirio, donde detalló que de manera inmediata se iba a informar de dicha baja temeraria, concretamente la presentada por la empresa Parrós S. L.
Esta empresa ofertó la ejecución de la obra por 454.230,18 euros más IVA, lo que suponía una baja del 32,2% en relación con el presupuesto de licitación, establecido en 670.252,59 euros más IVA. En el informe de justificación de esa baja se detalla que «a la vista de la documentación presentada por la empresa Parrós Obras, S.L.U., a priori no se aprecian errores o incongruencias que permitan afirmar que la oferta no pueda ser cumplida satisfactoriamente y que el proyecto no pueda ser ejecutado con normalidad». De este modo, se insta a «adjudicar a Parrós Obras S.L.U, por importe de 454.230,18 € + IVA, la ejecución de las mencionadas obras previa».
Una vez solventado ese trámite, la adjudicación se hará efectiva este mismo lunes, según avanzaron a este diario fuentes municipales, que detallaron que la obra podría dar comienzo en breve.  El proyecto persigue la adecuación del entorno de esta zona de la capital después de que en el año 2006 se paralizaran las obras de construcción de un parking que arrojó a la luz nuevos hallazgos arqueológicos. Se prevé la integración de este espacio en una zona peatonal, así como la restauración de los restos originales del arco, de las cuevas y de los fragmentos de foso y muralla descubiertos. «Todo ello bajo el seguimiento y control arqueológico preceptivos», contempla el proyecto. También que todos los restos puedan quedar visibles y visitables y dispongan de paneles  informativos y 51 plazas de aparcamiento en superficie.