Se cumplió el guión

Rafael Zaldívar
-

La terna del cartel grande de feria salió a hombros del coso ciudadrealeño tras cortar seis orejas a un encierro discreto de presentación, en una faena en la que sobresalió Cayetano por encima de El Juli y de Manzanares.

La terna en hombros con el corte de seis orejas

El Juli, Manzanares y Cayetano salieron a hombros tras cortar un total de seis orejas a un encierro discreto de presentación de Daniel Ruiz. ‘Merengue’ cuarto de la tarde, destacó por su calidad.
Casi tres cuartos de aforo en la primera de feria. En los prolegómenos recordaba aquella frase tan manida de Ortega y Gasset sobre la situación social de España y los  públicos de las plazas de toros. Ahí lo dejo.
En chiqueros una corrida de Daniel Ruiz, mal presentados los tres primeros para una plaza de segunda categoría. Blanda en líneas generales, que apenas fue picada y que contribuyó al éxito de unos toreros que se justificaron en tal o cual cornúpeta. En el haber, la calidad del segundo y sobre todo, la del cuarto, ‘Merengue’ de nombre, un toro que dejó crudo ‘El Juli’ y al que desorejó.

Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019
Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019 - Foto: Pablo Lorente
Decía más arriba que se cumplió el guión. Y así fue, porque los toreros, que son figuras por algo, ofrecieron a los tendidos lo que éstos vinieron a ver. Julián López, en ese buen cuarto, mejor hecho que sus hermanos, que tenía muchos pies, apenas le rompieron la piel en el caballo. Dos pares de banderillas siguiendo la moda. Faena de garra, espoleado por el triunfo de Cayetano en el toro anterior, con quietud, en series en un palmo de terreno. Toreó a placer, llegando a tirar de ayuda de estoque, pleno de confianza. Quizás le tropezaron demasiado los engaños al final. El público ovacionaba y el toro hacía ‘surcos’ en la arena. Media arriba y trofeo doble. El secreto fue no picar al toro... si a eso le podemos llamar secreto. O sea, que se nos hurtó el primer tercio.
En su primero, un toro altón, feo, con unos pitones mal presentados, destacó en un quite por Chicuelo. Berreó en banderillas y en la faena de muleta, Julián López flexionó la rodilla, pero la falta de fuerzas le impedía continuar la embestida. Noblón pero sin fuelle. Casi entera trasera. Saludó.
José María Manzanares, en el segundo de la tarde, otro feo de cuerna y ‘bastote’, verónicas cerradas con una buena media. Mal picado, aguantó varias tandas, escarbando como todo el encierro. Manzanares le dio los tiempos, lo ‘sobó’ al principio y después le obligó en series en redondo, con el empaque característico. La segunda tanda fue a más, en muletazos largos y mandones. Fue jaleado, en especial, ese pase de pecho enroscándose al toro como una pescadilla. Obligó mucho a su enemigo, por ello le tuvo que dar sus pausas. Pinchazo y estocada ‘delanterilla’. Oreja. Aplausos en el arrastre. En el quinto, un castaño de mejor presencia y peor juego, blando, le punteó la muleta y pegaba ‘tarascadas’. Lo intentó el alicantino pero el mansote renunciaba. Lo mejor la estocada en todo lo alto que le valió la oreja. El toro fue pitado.
Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019
Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019 - Foto: Pablo Lorente
cayetano. Cayetano Rivera levantó la tarde en el tercero, otro toro mal presentado, bizco del izquierdo, y de menor longitud. Un ‘picotazo’, tras el encontronazo con el burladero. Otra vez quedó patente la falta de fuerzas. Comenzó por alto, cogiendo la cantonera de la barrera, cerrando con dos ayudados con mucho gusto. En las probaturas, una inoportuna voz desde el tendido («bájale la mano») fue contestada con una mirada de Cayetano de las que ‘tapan la boca’. Se vino arriba, hincó las rodillas y dijo «aquí estoy yo», al mismo tiempo que le dedicaban ‘Concha flamenca’. Torero con personalidad, con garra, dominando la escena y acaparando las ovaciones del público. Desplante muy en ‘Paquirri’ y manoletinas finales. Citó a recibir dos veces pero el toro no obedecía. Estocada final al volapié. Dos orejas a Cayetano que está con hambre de triunfos. En el sexto, un reservón que no quería capote, un puyazo cogiendo los pechos al caballo, equivocando al público. Dos pares de nuevo y brindis al trompeta de Daimiel, Manuel Blanco. Parecía que le iba a sacar partido por el lado diestro en algunas tandas, pero hubo poco ajuste y el toro terminó aplomándose. Estocada desprendida y varios descabellos. Saludó una ovación. Los tres espadas fueron izados en hombros. Se cumplió el guión.


Más fotos:

Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019
Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019 - Foto: Pablo Lorente
Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019
Primer festejo de la feria taurina de Ciudad Real 2019 - Foto: Pablo Lorente