4 menores intoxicados por alcohol, los incidentes más graves

Pilar Muñoz
-

Los controles de seguridad ciudadana de la Policía Local y Nacional han evitado peleas y permitido la incautación de armas blancas en la zona del ferial

4 menores intoxicados por alcohol, los incidentes más graves

Cuatro menores intoxicados por consumo de alcohol, conatos de peleas y varios detenidos por superar la tasa de alcohol, el último ha acabado en los calabozos tras dar 1,24 en la primera prueba de alcoholemia, y otros por conducir sin haberse examinado para obtener el permiso de circulación son las incidencias más relevantes de una Feria y fiestas que terminan hoy y que hasta la fecha están siendo muy seguras por el amplio dispositivo de la Policía Local y Nacional.
El botellón de Quijote Azteca ha llegado a congregar a 7.000 jóvenes, un buen número de ellos menores, según fuentes policiales. Cuatro de ellos fueron encontrados por agentes de la Policía Local inconscientes por la ingesta de alcohol.
El último caso es el de una menor de 16 años que estaba en estado de embriaguez en el ferial. La Policía Local localizó al padre y cuando le pidieron responsabilidades se enfrentó a los agentes. Se instruyó un atestado y la Policía Local informará a la fiscal de Menores como es preceptivo cuando se trata de adolescentes en estado de embriaguez.

4 menores intoxicados por alcohol, los incidentes más graves
4 menores intoxicados por alcohol, los incidentes más graves - Foto:
En cuanto a los detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol, el último caso se registró la tarde del lunes en la Avenida del Torreón, cuando la Policía Local observó una conducción «a tirones».
Los agentes se acercaron y pidieron al conductor que detuviera la marcha. En la primera prueba de alcohol dio 1,94 miligramos por litro de alcohol espirado. Acabó en el calabozo porque tenía antecedentes, indicaron las fuentes.
También en el ferial, concretamente en la Avenida de los Descubrimientos, sorprendieron a un vecino de Ciudad Real que conducía un furgón sin permiso, sin haber pasado nunca por la autoescuela. También tenía caducada la ITV y fue denunciado por un delito contra la Seguridad Vial. Se le intervino la furgoneta que conducía y ha sido citado a un juicio rápido.
Estas detenciones se enmarcan dentro de los controles mixtos de seguridad ciudadana que realizan conjuntamente la Policía Local y Nacional todos los días, a diferentes horas, aunque principalmente de noche, y en distintas zonas. Los agentes comprueban las identidades de personas y registran los vehículos. Fruto de estos controles han retirado de la circulación armas blancas tras su incautación.
Las rondas en la Catedral también son a diario para identificar a gente sospechosa y evitar robos al descuido. Además, indican las fuentes, no hay que olvidar que España está en nivel 4 antiterrorista. De ahí la instalación de coches y bolardos New Jersey en puntos de la ciudad y en el recorrido de la procesión del pasado 15 y en la de hoy, la Octava.  
Los agentes de la Policía Local también han tenido mucho trabajo con la ordenación del tráfico en las inmediaciones de la plaza de toros con motivo de los festejos taurinos, ya que se han generado muchos problemas como por ejemplo a la hora de descargar de los camiones los toros y caballos.
Dentro de este capítulo de seguridad, los agentes de la Policía Local han comprobado a diario, antes de los espectáculos, las vías de evacuación, las salidas de emergencia, ya que algún año tuvieron la ocurrencia de poner una barra en una de estas salidas.
Para garantizar las medidas de seguridad del botellón ha habido que instalar conos en la carretera de Puertollano, en los dos sentidos, para que los conductores vayan más despacio. Al reducir la capacidad de la vía a la mitad y estar permanentemente en lugar la Policía Local se evitan accidentes.
 

 

 

 

Unos 100 kilos de pólvora en el fin de fiestas
A primeras horas de esta mañana la Policía Local tiene que estar en el ferial, en la zona donde van a tener lugar los fuegos artificiales, para inspeccionar el lugar, marcar las distancias de seguridad, aplicar el plan de autoprotección y coordinarse con el experto pirotécnico. Antes de las doce de la noche estarán en la zona para alejar a la gente del punto de disparo de pólvora. «Se trata de garantizar la seguridad, de prevenir accidentes», asegura el superintendente jefe de la Policía Local, Fernando Díaz Rolando tras señalar que se van a disparar unos 100 kilos de pólvora en el fin de fiesta.
Además, recuerda que tras la procesión de la Virgen, sobre las 22:00 horas, habrá una traca, cuyos fuegos de artificio también serán controlados por los agentes para garantizar la seguridad.