scorecardresearch

En el quicio de la silla por 'Giulio Cesare'

A. Herrnández
-

La obra del director italiano Andrea Baracco se alza con el primer premio en la segunda edición del certámen Almagro Off

Jurado del certámen Almagro Off - Foto: /Fotos Rueda Villaverde

Posicionados ya en la recta final del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, el Palacio de Valdeparaíso acogía ayer la segunda edición del certamen Almagro Off, donde, «decidido por unanimidad», explicaba Natalia Menéndez, directora del Festival, el jurado otorgaba el primer premio a Giulio Cesare, del director italiano Andrea Baracco de 369 Gradi Lungta Film.

Las dos horas y cuarto que dura la obra, explica el actor y ex director del Festival de Teatro Clásico de Olite, Álex Ruiz Pastor, «las he pasado en el quicio del asiento». En tensión, concretaba, por «la intensificación pura y lo poético como representación del interior del alma humana».

Como parte del jurado y sin vacilar en los motivos que conseguían alzar como ganadora a esta obra sobre la vida pública y privada de figuras cercanas a Julio César, el director de escena y profesor Luis D'Ors afirmaba que «por su planteamiento dramatúrgico a través de metáforas escénicas, su ejemplar utilización del espacio y su precisa y magistral interpretación esta obra era merecedora del primer premio».

Asimismo, añadía D'Ors, «este es un espectáculo original y único, una apuesta de riesgo llena de imaginación que consigue conmover al público, respetando y enriqueciendo los valores de la tragedia shakesperiana».

Ramón B. Ivars, escenógrafo y profesor, mostraba su «sorpresa» al matizar que, además, esta obra es un 'Giulio Cesare' sin Julio César en el escenario.

DESDE ITALIA CON AMOR. Dos de los actores de la obra de Baracco, Alessia y Domenico, mostraban desde Italia su «gratitud» por el premio recibido.

Excusando al director de la obra, ausente por trabajo, explicaban además lo «contentos» que estaban con «el éxito obtenido» desde que en enero se empezaran a representar la obra. «Es un trabajo de muchos meses, que está dando sus frutos».

Todo, sin dejar pasar la ocasión de concretar que «siempre que emprenden un proyecto no lo hacen pensando en si serán o no premiados, pero que cuando esto sucede les hace estar contentísimos». (Más información en la edición impresa)