Page pide auditar el ATC

S.L.H / LT
-

De momento, la petición al Ministerio de Transición Ecológica de una auditoría para esclarecer qué ha pasado con el dinero público destinado al silo de Villar de Cañas es «política, no formal»

El Gobierno regional reconoce que, hasta la fecha, ya se han gastado 90 millones en el proyecto de Villar de Cañas. - Foto: Reyes Martínez

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido que se realice una «auditoría clara» de los gastos y de los contratos que se adjudicaron relacionados con la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca), toda vez que Enresa ha decidido cerrar el concurso que abrió en el año 2014 para ejecutar la obra civil principal del silo nuclear, si bien hasta el momento ya se han gastado 90 millones en el proyecto.
Una petición que ayer, en rueda de prensa, reclamó nuevamente la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, que solicitó al Ministerio de Transición Ecológica auditar e «investigar» las cuentas del ATC, pues aseguró que en la construcción del cementerio nuclear «había mucho negocio», en alusión a determinadas publicaciones que mantienen que «una empresa vinculada a Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores Cospedal, cobró 37 millones de euros de Enresa para hacer el ATC sin mover si una sola piedra».
una petición de auditoría «política, no formal». Eso sí, detalló Fernández, de momento esa petición de auditoría es «política, no formal». «Llegado el momento tomaremos la decisión oportuna», añadió la portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, que puntualizó que dado el contacto directo que mantienen con el Ministerio que dirige Teresa Ribera «no cree que sea necesario formular esta petición formal».
De su lado, el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Macha, José Luis Martínez Guijarro, ante la decisión de Enresa, apuntó que cada vez hay más expertos que se inclinan por la gestión de estos residuos en las propias centrales nucleares, es decir, pasar del modelo de ATC al modelo de ATI.
No obstante, precisó Martínez Guijarro desde Guadalajara, es algo que tiene que decir el Gobierno de España, al tiempo que defendió que la Junta de Castilla-La Mancha tiene muy claro que, si se vuelve a retomar la construcción de un ATC, no quiere que se ubique en la región, que ya ha contribuido a la energía nuclear de forma «más que suficiente».