La mitad de los parados vuelve a cobrar prestaciones

R. Chavarri
-

El 49,94% de los desempleados está protegidos ante el paro de larga duración

La mitad de los parados vuelve a cobrar prestaciones - Foto: Tomás Fernández de Moya


Casi cinco años después, la tasa de cobertura de los parados ciudadrealeños vuelve a rozar el 50 por ciento después de que el Estado se haya dejado casi 100 millones de euros en pagar la ‘factura’ del paro, esto es, las prestaciones, subsidios y la renta activa de inserción a la que tenían derecho en junio más de 23.100 ciudadrealeños. Este importe supone, por ejemplo, la mitad del dinero que se contemplaban para la provincia en sus presupuestos que finalmente no salieron adelante en un contexto en el que los sindicatos reclaman la mejora de una tasa de cobertura por desempleo que está en niveles «muy mejorables», según apuntan desde el sindicato UGT. En el conjunto del país supera el 60%, en Castilla-La Mancha, roza el 56% y en Ciudad Real espera llegar al 50% por primera vez desde 2014.
CCOO pidió revisar la protección por desempleo, ante el «deterioro» de dicha protección, paliado «parcialmente» con la recuperación del subsidio para mayores de 52 años y la consolidación del subsidio extraordinario por desempleo.
En Ciudad Real, el mayor número de beneficiarios está entre los que cobran el subsidio, esto es, la ayuda que pueden cobrar los parados si han agotado el paro o no tienen las cotizaciones suficientes para tramitarlo. Desde que comenzó el año hay casi 2.000 personas más que perciben esta prestación que el Gobierno, en marzo, aprobó el decreto por el que se rebajó de 55 a 52 años la edad a que estos parados podían acceder a la ayuda.
Los sindicatos, sin embargo, piden más. Para empezar, reclamó CCOO, «hacer el camino que se hizo en 1995» con un proceso de separación de fuentes, garantizar la financiación presupuestaria para prestaciones asistenciales de desempleo y reservar cotizaciones por desempleo para el pago de prestaciones contributivas y la constitución de fondos de reserva con excedente, con el fin de revertir los recortes de 2012.
En el caso de esas prestaciones contributivas, la que un trabajador percibe tras haber estado cotizando a la Seguridad Social y haberse extinguido su relación laboral con la empresa correspondiente, se mantiene a la baja en Ciudad Real, con menos de 7.000 parados recibiéndola, con un gasto de apenas 7,8 millones de euros en junio, cuando en los años duros de la crisis se llegaba a pagar más de 21 millones por este concepto al que la temporalidad de los empleos resta importancia.