scorecardresearch

Las bodegas, «pacientes» con un mercado «tranquilo pero lento»

M. Lillo / Ámsterdam
-

La incertidumbre sobre la evolución del consumo del vino en el mercado internacional marca la feria que se celebra en Ámsterdam con la voluntad de afianzar los mercados de granel

Expositor de bodegas Yuntero en la WBWE de Ámsterdam. - Foto: M. L.

Casi 60 bodegas de Castilla-La Mancha está representadas en la World Bulk Wine Exhibition (WBWE), el encuentro mundial de vino a granel que organiza la empresa ciudadrealeña Pomona Keepers y que celebra desde ayer y durante el día de hoy en Ámsterdam. Ante esta nueva edición, la número 14, las bodegas de la región destacan las expectativas que tienen ante la que es la gran feria de la industria del granel y lo hacen en un contexto económico marcado por el incremento de los costes de producción y también por la incertidumbre económica que trajo consigo la guerra de Ucrania y la situación económica mundial.

«Este año el mercado está tranquilo porque hay mucha incertidumbre. Los costes, la inflación, la energía y a ver cómo evolucionan los consumos con la subida de la inflación y ver cuántos recursos económicos les van a quedar para dedicarlo al mundo del vino. Lo que hay es mucha incertidumbre que se traslada a no querer asumir compromisos a largo plazo o a no hacer contratos de mucho volumen», indicó a este diario Enrique Cepeda, de la Cooperativa Virgen de las Viñas de Tomelloso.

Insistió en la que parte compradora busca «seguridad» en lo que es una cadena. «El que viene a comprar el granel que lo va a envasar tiene dudas de cómo le va a funcionar el consumo y si el consumir no bebe, no puede comprar más vino a granel, por lo que todo va pausado y tranquilo, bien, pero lento», asegura.

En un sentido similar se pronunció a La Tribuna el presidente del grupo Vidasol, Jesús Julián Casanova, quién indicó que «la parte compradora compra menos porque no sabe qué va a pasar en los próximos meses. Hay incertidumbre, con lo que hay que ser mas pacientes».

No obstante, destacó las buenas expectativas que tienen en una feria en la que han acudido todas las ediciones y en la que están viendo «que estamos recuperando la actividad normal preCOVID», del mismo modo que ensalzó que se ha incrementado el número de países representados.

Las bodegas y cooperativas luchas por tratar de incrementar el precio de sus productos tras el aumento de los costes de producción que están sufriendo a consecuencia, principalmente, del coste de la energía. «Estamos viendo que este año no es posible repercutir la subida de precios», comentó en este sentido Cepeda.

«Hay una incertidumbre por los precios y cómo está el mercado», afirmo Antonio José Alarcón, de Bodegas Crisve, de Socuéllamos. Reconoció que en su caso la producción ha sido «más o menos como la del año pasado» y que «la calidad es muy buena».

En este tablero del mercado mundial del granel las bodegas ciudadrealeñas tienen el objetivo de afianzar a sus clientes con las nuevas añadas y, si es posible, expandirse a otros mercados. «El objetivo de esta feria es dar a conocer nuestros vinos, tener más clientes y afianzar los que tenemos», aseguró Maria José González, de Yuntero, en Manzanares.

De igual forma se pronunció Enrique Cepeda: «Buscamos mercados habituales puesto que el mercado está más lento y lo que queremos primero es cerrar los contratos con los clientes tradicionales: Francia, Alemania e incluso Italia, y después seguir saltando a nuevos destinos»,dijo en la apuesta la bodega más grande de Europa por comercializar el vino de los 210 millones de kilos de uva que ha cosechado este año.

Desde Alvinesa, su director comercial, Francisco Flores, comentó a La Tribuna que las expectativas de esta feria «en principio son buenas, esperamos que se vaya activando un poco». Del mismo modo explica que en su caso, «por lo que respecta al tema de los alcoholes, de momento parece que los mercados del este, sobre todo Rusia y otros, están empezando a volver a comprar otra vez y en este aspecto estamos notando una cierta mejoría en cuanto a volumen, que todavía no se refleja en el precio, pero esperamos que se refleje».