scorecardresearch

El PP gana sin mayoría absoluta y Ciudadanos desbanca al PSOE

M. Chaves
-

El Partido Popular caería de 15 a 12 concejales mientras que los socialistas obtendrían entre 4 y 5, según la encuesta de Sigma Dos para La Tribuna de Ciudad Real

El PP gana sin mayoría absoluta y Ciudadanos desbanca al PSOE - Foto: LA TRIBUNA DE CIUDAD REAL

Las elecciones municipales del próximo 24 de mayo pueden dibujar un escenario político totalmente diferente en el Ayuntamiento de Ciudad Real de cara a la legislatura 2015-2019 con respecto a la actual. Así, y aunque el Partido Popular se mantendría como la fuerza más votada, la encuesta elaborada por Sigma Dos para La Tribuna de Ciudad Real pone de manifiesto que en el Consistorio capitalino se producirían cambios más que notables que acabarían con cuatro formaciones representadas en el salón de plenos, algo que no ocurría desde 1991, frente a las tres que tienen concejales en la actualidad y con la pérdida de la mayoría absoluta que ostenta actualmente el PP.

La encuesta señala que el Partido Popular, liderado por la actual alcaldesa, Rosa Romero, perdería tres concejales con respecto a las elecciones de hace cuatro años y conseguiría solamente doce actas que no le serían suficientes para revalidar la mayoría absoluta, que en el caso del Ayuntamiento de Ciudad Real está marcada por 13 ediles y que en 2011 superó ampliamente llegando a 15. La encuesta también indica que los populares perderían más de siete puntos porcentuales en lo que a votos se refiere, pasando del 51,6 por ciento de los votantes al 44,4. Serían los peores resultados para esta formación desde 1991, cuando obtuvo diez concejales.

La segunda fuerza más votada en Ciudad Real, en detrimento del Partido Socialista, sería Ciudadanos (C’s), que irrumpiría con fuerza en su primera comparecencia en unos comicios logrando entre cinco y seis concejales. Así, Pedro Fernández Aránguez, en su debut político, alcanzaría casi el 20 por ciento de los votos (el 19,9 por ciento). Unos datos que refrendan que la formación  liderada por Albert Rivera se está convirtiendo en una alternativa más que real al bipartidismo.

Los resultados del PSOE, con Pilar Zamora a la cabeza, supondrían un auténtico batacazo para la, hasta ahora, segunda fuerza en la ciudad. De hecho, y después de los malos resultados de 2011 cuando ya perdieron un concejal, los socialistas caerían de nueve ediles a entre cuatro y cinco con el 18,9 por ciento de los votos frente al 31,7 de hace cuatro años. Serían sus peores números desde los siete ediles de 1995.

Junto al ascenso de Ciudadanos, Ganemos, cuya lista está encabezada por Carmen Soánez e integrada mayoritariamente por miembros de Izquierda Unida, también obtendría unos resultados muy positivos mejorando ampliamente los que le llevaron a conseguir un concejal en 2011 bajo las siglas de IU. Así, Ganemos Ciudad Real lograría el 12,5 por ciento de los votos (IU logró un 5,9 en las anteriores elecciones) y tres ediles. El resto de formaciones (UpyD y VOX), se quedarían sin representación y apenas sumarían el cuatro por ciento de los sufragios.  

Con estos registros, Romero se vería obligada a pactar para gobernar la capital o a afrontar una hipotética gestión en minoría. De producirse un pacto, y siendo poco probable que lo hiciese con Ganemos o el PSOE, Ciudadanos sería la formación con la que el PP podría sumar la mayoría absoluta. Tampoco puede descartarse un ‘tripartito’ entre las otras tres fuerzas que obtendrían representantes en la Corporación Municipal (Ciudadanos, PSOE y Ganemos Ciudad Real).

La entrada de cuatro formaciones en el Ayuntamiento daría lugar a un pleno ‘multicolor’ que no se veía en Ciudad Real desde 1991 cuando el PSOE obtuvo 11 ediles, el PP 10, IU 2 y el CDS otros 2. También formaron parte de la Corporación Municipal cuatro partidos en 1987 y en 1979.