«La Administración no ha potenciado suficiente la cultura»

Ana Pobes
-

Presidente de la Asociación El Zaque, de Manzanares

«La Administración no ha potenciado suficiente la cultura»

Teodoro Sánchez-Migallón Jiménez siente cada palabra que dice en relación a la cultura y las tradiciones, principalmente las de Manzanares, donde en 2012 surgió de forma espontánea  y en el seno de un grupo de amigos la Asociación El Zaque, donde la defensa de la historia en todas sus ramas es la principal esencia.
Hace siete años se creó la Asociación Cultural El Zaque, tiempo en el que lleva ostentando su presidencia. ¿Qué balance hace?
Un grupo de amigos fundamos en el año 2012 está asociación que vio la luz de la mano de una veintena de socios. Hoy son más de 50 los asociados que nos apoyan, por lo que poco a poco vamos creciendo y después de siete años seguimos con ánimo e ilusión de divulgar nuestro acervo cultural y patrimonial  para intentar que las nuevas generaciones puedan recordar la historia narrada de forma oral en romances, coplas, jotas, seguidillas, etc. Queremos divulgar, potenciar, valorar y conocer nuestra raíces.    

¿Y de qué forma logra la asociación ese objetivo?
Pues en base a una serie de actividades realizadas durante el año. Nuestra razón de ser es la esencia de toda manifestación de los conocimientos del pueblo en los diversos ramos  a través de cualquier forma poética y literaria, tanto escrita como de forma oral. Y con ese objetivo realizamos diferentes actos como conferencias, exposiciones, charlas y viajes de convivencia con los socios y el resto de la población, además trabajamos para recuperar muchas de las tradiciones que ha perdido Manzanares como los Mayos, la romería de San Marcos o la de San Isidro. En definitiva, acercarnos a nuestras raíces porque en Manzanares se ha perdido mucha cultura popular y apenas hay resto de las tradiciones.  
Dicen que la asociación es una de las más dinámicas y activas de la localidad.
Y así es. Fiel reflejo de ello es que organizamos unas quince actividades anuales, lo que supone aproximadamente una al mes, aunque el año pasado lo cerramos con un total de 21 actividades.  También organizamos exposiciones, la última de ellas ha sido ‘Rincones encontrados’ en la que se muestra cómo cerca de una veintena de pintores han plasmado diferentes rincones.

 

¿Qué balance hace de esta última exposición?
De momento ha sido todo un éxito, pues se ha podido contemplar en la biblioteca municipal hasta el 31 de julio y en agosto hay una segunda parte. Las exposiciones en verano tienen muy buena respuesta, pues por la localidad pasan muchos turistas. Se trata de una muestra muy diversa con técnicas pictóricas diferentes que recogen rincones que han desaparecido del pueblo, y esa curiosidad ha llamado la atención a un gran número de personas.  Hemos hecho dos capítulos porque solo en uno no cabía tanto material.
Con tanta actividad, ¿cómo se sufraga la asociación?
Son actos muy sencillos y que en algunas de las ocasiones van a escote de los socios. Pero intentamos sufragarnos con la cuota de los socios (20 euros al año), además de las ayudas municipales que recibimos. Este año hemos intentado reconstruir una cerámica-mural antigua que había en una bodega de la localidad con el fin de cuidar nuestro patrimonio, pero el proyecto se excede de nuestra capacidad económica y hemos pedido al Ayuntamiento que colabore y nos ayude a hacer esta inversión, aunque normalmente todo lo hacemos con nuestro pequeño ahorro.  
Entonces, ¿el Ayuntamiento o las administraciones en general potencian suficientemente esa cultura?
Quizás el hecho de que existan asociaciones como El Zaque se debe a que las administraciones no lo han potenciado suficientemente pero también hay que animar a la Administración a que nos ayuden. Es una colaboración mutua, pues las asociaciones son las que tomamos la iniciativa. Nunca nos han cerrado las puertas.  

¿Manzanares es un pueblo ‘culto’ en relación a sus tradiciones?
Manzanares tenía mucha cultura pero por unas circunstancias socioculturales se ha perdido más exageradamente que en otros municipios como Daimiel o Tomelloso, donde me da la sensación de que hay más   sentimiento popular y las romerías tienen algún arraigo mayor que en Manzanares.

 

¿Cuáles son los próximos proyectos de la asociación?
Pues seguir trabajando en la misma línea. Uno de los próximos proyectos serán las jornadas medievales, una fiesta que lleva pocos años y que se ha empezado a arraigar. Nuestra colaboración será traer a Manzanares algún ponente que nos ilustre realmente de la historia de la localidad en esa época. Y de cara al año que  viene queremos celebrar el 500 aniversario de la creación de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción, nuestra parroquia principal, y en torno a este tema ya tenemos pensadas  varias actividades muy importantes.

 

¿Y alguna actividad que pueda adelantar de ese acontecimiento?
No queremos ser protagonistas sino impulsores. Y con ese objetivo se ha pensado en hablar con la coral y la banda de música para que elabore unas piezas con motivo de esta conmemoración. Hemos empezado a trabajar porque es un evento de una escala un poco más grande que nuestra pequeña asociación.