Última estación

M. Lillo
-

Las piezas de mayor valor histórico que se encontraban en la antigua estación de tren del parque de Gasset se trasladaron ayer a la Escuela de Caminos tras culminar su desalojo para que retorne a manos de Adif

Última estación - Foto: Tomás Fernández de Moya

Como quien ve la vida pasar tras los cristales de un tren, Juan Carlos López Peco vio salir ayer las últimas piezas de una colección a la que él y sus compañeros han dedicado años de esfuerzo, mimo y afecto. El patrimonio que se ha atesorado en el rinconcito del parque de Gasset donde se ubica la antigua estación de tren de Ciudad Real emprendió ayer su último viaje, rumbo a la que será su último destino, también en su tierra, en Ciudad Real, pero en un nuevo entorno: la Escuela de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la UCLM.

Allí las acogen con entusiasmo. Hijas de un gran legado, que hunde sus raíces en la tradición ferroviaria que tiene Ciudad Real, las piezas de esta colección simbolizan un pasado, un presente y un futuro vinculado al tren. Ciudad Real no se entiende sin tren. 

La antigua estación del parque de Gasset se puso en funcionamiento en 1880, con motivo de la inauguración de la vía hasta Madrid. La ‘guerra’ económica entre compañías ferroviarias condicionó pronto su futuro, ya que «a los dos años de estar operativa dejó de funcionar» para los viajeros y el tráfico ferroviario se concentró en la estación de la calle Ciruela. En 1992, con la llegada del AVE a Ciudad Real, las estaciones dejaron de tener sentido y fue entonces cuando un convenio entre Renfe y el Ayuntamiento de Ciudad Real cedía la estación al Consistorio por un periodo de 50 años y a un precio simbólico de mil pesetas al mes. El compromiso era poner en marcha allí un Museo del Ferrocarril y que el resto de instalaciones se dedicaran a actividades culturales, de empleo u otros usos.

Última estaciónÚltima estación - Foto: Tomás Fernández de MoyaEl final del trayecto de estas casi tres décadas llegó ayer, con la salida de las últimas piezas, culminando un proceso de desalojo de esta antigua estación. En concreto, entre las piezas destaca un enclavamiento de concentración de palancas, una caja fuerte de hace más de un siglo, una báscula que también supera los 100 años de vida, una bomba de cobre, hierro y madera, una placa de altitud de la estación de Las Infantas, una prensa metálica o una maqueta del AVE en el tramo Puertollano-Córdoba que sirvió para la construcción de la moderna vía de alta velocidad. 

Estas piezas fueron cedidas por el Museo del Ferrocarril de Madrid a la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Ciudad Real, que las restauró y guardó con la esperanza de que se expusieran en el que iba a ser el nuevo museo, el que nunca se materializó. Tras la petición de reversión de la estación por parte de Adif el pasado mes de abril, comenzaron el desalojo con un único empeño: que las piezas de mayor valor histórico permanecieran en Ciudad Real. En la Escuela de Caminos encontraron a su mejor aliado para conseguir el objetivo. En la UCLMno dudaron en firmar su compromiso para albergarlas. «Han tenido una disposición total», subrayó López Peco a La Tribuna a las puertas del que ya es el último destino de estas piezas. El traslado corrió a cargo del Ayuntamiento, institución a la que la asociación hará hoy entrega de las llaves de la antigua estación para que, a su vez, ésta se las entregue a Adif. 

«Estamos encantados de que por fin tengamos las piezas aquí, nuestra idea es que puedan ser visitadas y algunas se utilizarán con fines docentes», detalló la directora de la Escuela de Caminos, Ana Rivas, quien agradeció al Museo del Ferrocarril de Madrid la cesión de las piezas. «Nuestra idea era echar una mano a la Asociación de Amigos del Ferrocarril para que este patrimonio se quedase en Ciudad Real», agregó.

Última estaciónÚltima estación - Foto: Tomás Fernández de MoyaDe hecho, se ubicarán junto a una nueva aula de proyectos construida en la planta baja, donde se identificarán debidamente y expondrán junto a otras cedidas por la asociación, una tarea que se prevé que esté completa al inicio del curso que viene. 

Última estación
Última estación - Foto: Tomás Fernández de Moya