Mujer de más de 80 años, perfil de fallecidos en pandemia

Hilario L. Muñoz
-

Los datos del INE, con el exceso de muertes ocurridas durante los meses de marzo, abril y mayo, muestran que la provincia ha perdido en apenas semanas un 5% de toda la población mayor

Mujer de más de 80 años, perfil de fallecidos en pandemia - Foto: Pablo Lorente

El Instituto Nacional de Estadística ha ampliado los datos que ofrece de fallecidos semana a semana, recopilados a partir de las actas de defunción de los juzgados, incluyendo las cifras por sexo y edad de los muertos ocurridos en cada semana de 2020 en cada provincia de España. Se trata de un marco estadístico que permite mostrar un panorama de las víctimas del coronavirus en cada territorio y que implican un exceso de fallecidos, respecto a los últimos años, en el caso de Ciudad Real, de más de 1.600 personas durante los momentos más duros de la crisis, de los que más de un millar fueron ciudadrealeños que superaban los 80 años. Se trata de un dato devastador que implica que en 25 semanas de 2020 han fallecido 2.824 ancianos, cuando su población total es de 53.580, es decir el 5% de las personas que había de 80 años o más en la provincia ha muerto en menos de medio año.
Las cifras del INE señalan que el momento de mayor diferencia entre un año normal y este 2020 en cuanto a fallecidos se produjo en la semana 19, la del 4 de mayo. En aquel momento, en Ciudad Real se contabilizaron 1.619 fallecidos más que en 2019. El reparto por edades de este exceso se produce principalmente entre los mayores de la provincia, en concreto, entre los mayores de 80 años, colectivo en el que hubo que lamentar 1.029 fallecidos más que en 2019. Las personas de entre 65 a 79 años implicaron otros 441 fallecidos de más y 129 correspodieron al grupo entre 45 y 65 años. El resto del exceso de fallecidos se reparte entre las personas de 20 a 45 años. Se trata de una progresión a escala que refleja que lo más duro del virus, las vidas sesgadas, se ha centrado entre la población más envejecida.
Lo normal es que los fallecidos sean las personas de más edad, de hecho así ocurre en este 2020 en que el porcentaje de fallecidos de 90 años o más, 1.072 personas, es del 25,5 por ciento respecto al total, cuando se suele situar en el 27,8 por ciento. Esos dos puntos de desfase se encuentran en las franjas de edad justo inferiores. Así, entre los 80 y 89 años han aumentado su porcentaje en un punto más de lo normal, mientras que la franja siguiente los que tienen entre 75 y 79 años implican el 11,1 por ciento, cuando no suelen superar el 10.
Habrá que esperar al final del año para ver el impacto real que el COVID-19 tendrá en la mortalidad provincial, ya que de hecho, desde esa semana de inicios de mayo y hasta la última publicada por el Instituto Nacional de Estadística, la de mediados de junio, ese exceso de fallecidos se ha controlado. Por ejemplo, en esa semana 25, solo se contabilizaron 51 fallecidos, cuando en la misma semana de 2019 hubo 102, el doble. El año 2020 arrastra un exceso de fallecidos sobre un año normal de 1.489 personas y los datos oficiales de la Administración autonómica hablan de 1.115 muertes por coronavirus, menos de 400 muertes de diferencia entre un dato y otro, lo que muestra que el reparto del exceso se debe a los efectos del coronavirus en la provincia de Ciudad Real.
sexos. Si se atiende a los sexos, el exceso de fallecidos se ha producido sobre todo entre mujeres mayores, algo que se explica con el padrón en la mano: ellas son más que ellos a esas edades. En concreto hay 809 mujeres más fallecidas con fecha de 4 de mayo, en los datos del INE. Por edades, hay 576 fallecidas más que en 2019 en esa misma semana mayores de 80 años, 193 más entre los 65 y los 79 años y 36 entre los 45 y los 64. Entre los hombres, aunque son más en cómputo global, la diferencia en la semana 19 es de 810 fallecidos más respecto al último año antes de la pandemia, son 453 el exceso en los mayores de 80, 247 en el tramo entre los 65 y 79 años, y 92 en el de las personas entre 45 y 65 años. Las cifras muestran un perfil de mujer mayor de 80 años y en hombre destaca el incremento de aquellas personas en edad de trabajar-
En total, hasta el 21 de junio, han muerto 4.203 personas en la provincia, cuando en todo 2019 fueron 5.205 los fallecidos.