Un joven de Puertollano, entre los españoles en Wuhan

Nieves Sánchez
-

Daniel Ruiz Carmona es natural de Puertollano y uno de los españoles atrapados en la ciudad china epicentro del coronavirus, donde llegó en 2018 para entrenar en el Wuhan Shangwens. "Estoy bien y muy tranquilo, estamos esperando"

Un joven de Puertollano, entre los españoles en Wuham


«Estoy muy tranquilo y hablo todos los días con mi familia para que sepan que estoy bien, porque las noticias que les llegan son alarmantes». Daniel Ruiz Carmona, conocido en el mundo deportivo como ‘Dani’, tiene 26 años, es natural de Puertollano y se encuentra entre la veintena de españoles que aguarda para regresar a España en la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote de coronavirus que ha causado ya 81 muertes, de entre los 2.744 infectados diagnosticados en el país asiático. Este joven desportista llegó en julio de 2018 a su actual destino, donde entrena desde hace dos temporadas a las categorías inferiores del equipo local Wuhan Shangwens.
«Llevamos cinco días sin poder casi salir de casa, excepto para comprar agua y comida y lo hacemos con mascarilla y tomando todas las precauciones necesarias», ha explicado vía telefónica a La Tribuna Daniel Ruiz, que está esperando como el resto de compatriotas a que se resuelvan los trámites burocráticos entre gobiernos para ser repatriados de esta ciudad de alrededor de 11 millones de habitantes que se ha convertido en su segunda casa. «Tengo ganas de regresar a Puertollano si existe la posibilidad, pero mi intención es volver en cuanto pase todo esto a esta ciudad, porque tengo un contrato de trabajo, mi vida está aquí y soy feliz con lo que hago. Lo que ha ocurrido es una situación extraña».
Un joven de Puertollano, entre los españoles en WuhanUn joven de Puertollano, entre los españoles en WuhanDaniel vive desde hace un año con su pareja, natural de Wuhan, y asegura que desde que se inició la cuarentena no hay movimiento alguno en las calles, que de normal son un hervidero de almas. De hecho, las autoridades han prohibido la circulación de vehículos, con lo que eso supone para realizar traslados en una ciudad de esas dimensiones. «No hay prácticamente gente por las calles, están en casa siguiendo instrucciones. Nosotros sólo salimos para abastecernos de lo necesario y tenemos que llevar la mascarilla y evitar las zonas donde se concentra mucha gente», afirma.
Considera que las noticias que están llegando a España «son muy alarmantes», por eso intenta tranquilzar a los suyos hablando con ellos todos los días. «No hay en mi entorno nadie que se haya visto afectado por el virus, esto es inmenso». Algunos de los españoles que estaban en Wuhan han podido regresar porque salieron de la ciudad antes de iniciarse el periodo de cuarentena por las vacaciones del Año Nuevo Chino, pero el resto, como Daniel, están ‘atrapados’ al permanecer estos días el aeropuerto cerrado. «Mi director deportivo está en contacto continuo con la embajada y nos van diciendo cómo está la situación, pero no nos han dado ninguna fecha».
De momento, el Gobierno ha pospuesto la celebración por el Año Nuevo y el joven preparador que tenía que regresar el 31 de enero a los entrenamientos no lo hará hasta nuevo aviso, al igual que los niños al colegio.
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, informó ayer en su cuenta en Twitter, de que su departamento está trabajando junto con el de Sanidad, el consulado español en Pekín y las autoridades chinas y de la Unión Europea en la repatriación de los españoles. «Seguiremos informando de avances», señaló.
Dani fue entrenador durante dos años del equipo juvenil B de Liga Provincial del Calvo Sotelo de Puertollano, donde su hermano Jaime es ahora portero.  Se marcho a China en busca de un sueño y para vivir una de las mayores aventuras de su vida. Muchos de los españoles que están atrapados en Wuhan y en su provincia son preparadores del equipo local de fútbol Wuhan Three Towns.