scorecardresearch

Iberdrola, el buque insignia de la innovación

SPC
-

La compañía energética celebrará su Junta General de Accionistas el 17 de junio en Bilbao con los objetivos cumplidos y el compromiso de liderar la transformación energética con fuentes verdes sostenibles

Iberdrola, el buque insignia de la innovación - Foto: IBERDROLA

En un momento como el actual, en el que el control por la energía marca las diferencias entre las grandes potencias económicas del mundo y las estrategias de desarrollo de futuro, la compañía española Iberdrola emerge como uno de los principales buques insignia en innovación, crecimiento y niveles de expansión. 

Una corporación que cuenta con una excelente reputación tanto en el mercado energético nacional como en el internacional por el éxito demostrado con el desarrollo de un Plan Estratégico basado en fuentes renovables. Un reto que le está permitiendo ser una de las grandes empresas que lidera el cambio del modelo energético con una tecnología que hace posible reducir las emisiones contaminantes y demostrar su enorme potencial con inversiones sin precedentes y aportando una buena rentabilidad a sus accionistas.

En este contexto, el próximo 17 de junio, la organización que preside Ignacio Sánchez Galán se presentará ante su Junta General de Accionistas (JGA) «con los deberes hechos» y en lo alto del escalafón de la Bolsa de Madrid. Solo la prestigiosa firma que fundó Amancio Ortega, Inditex, está a su nivel de capitalización y de valoración.

Las dos entidades, la eléctrica y el imperio de Zara, son los mejores embajadores de la marca España en el mundo por su capacidad de liderazgo y de innovación en sectores como las renovables y el textil. Iberdrola ha crecido en lo que va del presente ejercicio un 10%. El valor de la organización centenaria en el selectivo español equivale a la suma de Endesa, Naturgy y Repsol.

La compañía encara su cita anual con los accionistas con solvencia y optimismo, con una situación económica que le sitúa en máximos de 12 meses , después de que el año pasado invirtiera unos 9.900 millones de euros y, a pesar del momento actual marcado por la tensión internacional de la guerra en Ucrania, la energética continua con sus planes de expansión a velocidad de crucero.

 Los datos bursátiles y su volumen de negocio confirman la buena salud que presenta la firma y el futuro halagüeño que le espera. De hecho, los expertos consideran a Iberdrola como una de las corporaciones clave para la transición energética de España y a la vanguardia global de la generación de fuentes verdes. 

La invasión de Ucrania ha destapado la urgencia mundial de apoyarse en una economía descarbonizada y reforzar el autoabastecimiento en un escenario en el que la dependencia europea del gas ruso ha hecho saltar las alarmas. 

Los analistas y agencias de calificación coinciden en las buenas perspectivas que se derivan del proceso de transición energética que lidera Iberdrola, como ya adelantó su presidente en la cumbre suiza celebrada en Davos. 

Anuncios

En este contexto de mejorar en eficiencia y sostenibilidad, Sánchez Galán ha anunciado recientemente el relevo que se producirá en su filial Avangrid, en Estados Unidos. Un ejecutivo español será el CEO que marque el horizonte de compromisos en este país. 

También, la energética sacó esta semana al mercado bursátil Latibex su filial brasileña Neoenergia, que se estrenó el pasado martes. Iberdrola busca acercar las empresas negociadas en Latinoamérica a los inversores europeos, que ya pueden comprar y vender sus títulos en euros.

Las decisiones estratégicas que ha adoptado Sánchez Galán desde que tomó las riendas de la compañía han hecho que el valor de la sociedad se haya multiplicado por seis, lo que le permite llegar a la Junta de Accionistas con un amplio respaldo del mercado y con la bendición para sus inversiones futuras. 

Para continuar en la senda del crecimiento y garantizar a los accionistas la buena marcha de la corporación, Sánchez Galán ha defendido siempre ante el Gobierno español un marco regulatorio estable, posición que contrasta con la idea de la excepcionalidad ibérica. «Siempre que hemos ido juntos con Europa nos ha ido mejor», ha declarado el presidente, partidario de que se reforme la tarifa regulada española, una excepción en el Viejo Continente que en estos tiempos de crisis energética ha supuesto un mayor coste para los más vulnerables. 

La 'joya de la corona'

Los activos renovables de la firma son la joya de la corona de la energética, que cuenta con una capacidad instalada de cerca de 40.000 MW, con un plan trazado hasta 2025 de llegar a 60.000 MW. Para lograrlo, en los próximos años, continuará sus inversiones en renovables, redes, almacenamiento y en el desarrollo del hidrógeno verde en todo el mundo, con unos 75.000 millones de euros. 

Iberdrola trabaja así para cumplir sus previsiones para este año, en el que espera alcanzar un beneficio de entre 4.000 y 4.200 millones de euros. Su principal foco de atención, de negocio y de beneficios está en el exterior, aunque en España sigue apostando fuerte por potenciar un mercado con 10 millones de clientes.

 

EEUU, un mercado estratégico 

Iberdrola prevé un plan inversor, a través de su filial estadounidense Avangrid, de unos 5.585 millones de euros en Nueva York (EEUU) en los próximos tres años. Estas dotaciones supondrán multiplicar por dos las infraestructuras que tiene actualmente la organización en los últimos años en este Estado. La compañía energética señaló que este marco permitirá «acelerar las inversiones necesarias para continuar mejorando el servicio e impulsar una red eléctrica más resiliente ante fenómenos climáticos extremos, y más inteligente para integrar las energías limpias imprescindibles para cumplir con los objetivos de descarbonización de Nueva York».

La energética líder del futuro 

El grupo Iberdrola ha protagonizado una profunda transformación, anticipándose en 20 años a la actual transición energética para hacer frente a los retos del cambio climático y a la necesidad de un modelo de negocio limpio, confiable e inteligente. Hoy en día, es líder en renovables y redes inteligentes, tiene una cartera diversificada de negocios y geografías, está presente en países con alto rating y ha demostrado su fortaleza financiera y su experiencia y capacidad de ejecución. Asimismo, un 90% del plan de inversión a largo plazo del grupo está alineado con los criterios de inversión verde incluidos en la taxonomía de la Unión Europea