scorecardresearch

CLH pide penas máximas por robo de gasoil del oleoducto

Pilar Muñoz
-

La Compañía Logística de Hidrocarburos acusa a dos hombres de perforar una tubería para extraer gasoil. El juicio se ha suspendido al no presentarse un acusado cuyo testimonio es esencial

El acusado que compareció ante el Tribunal, ayer, en el banquillo.

Uno de los dos acusados de perforar el oleoducto Puertollano-Almodóvar-Loeches a su paso por Malagón compareció ayer ante el Tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real para responder por un presunto delito de robo de gasóleo y otro de manipulación de sustancias inflamables. Por estos hechos, que se remontan a noviembre de 2018, la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) pide las penas máximas, un total de ocho años de cárcel para cada uno de los encausados.

Ayer sólo acudió a la cita con la Justicia José Alberto P. R., que niega los cargos que se le imputan. El otro acusado no compareció. La noche antes comunicó a la Audiencia de Ciudad Real que estaba enfermo y ayer resultaron inútiles los esfuerzos para localizar a esta persona.

Ante la situación generada, tras preguntar a las partes (acusaciones y defensas), el Tribunal resolvió  aplazar el juicio a septiembre. El Ministerio Fiscal pidió la suspensión de la vista al considerar esencial el testimonio de este acusado para determinar, entre otras cosas, el grado de participación en los hechos.

El acusado que no compareció es Antonio B.C., quien el 1 de noviembre de 2018 arrendó una parcela en el paraje conocido por Los Barrancos, en el término de Malagón «a sabiendas de que muy cerca  discurría el oleoducto Puallo (Puertollano-Almodóvar-Loeches)», de la empresa Compañía Logística de Hidrocarburos, personada en la causa. Así lo recoge la Fiscalía de Ciudad Real en su escrito de acusación, en el que pide dos años y seis meses de cárcel para Antonio B.C. y tres años para José Alberto P. R., al concurrir en este último la circunstancia agravante de reincidencia.

El Ministerio Público califica los hechos de hurto, mientras que la Compañía Logística de Hidrocarburos considera que los acusados cometieron un delito de robo con fuerza en las cosas y otro de manipulación de sustancias inflamables, y pide las máximas penas.

Fuentes de la Compañía Logística de Hidrocarburos precisaron a La Tribuna que "hay que tener en cuenta que para poder fracturar el oleoducto emplearon un taladro y realizaron una conexión ilegal que les permitió sustraer el combustible". "Dada la peligrosidad intrínseca a este tipo de actuaciones, también acusamos por un delito de riesgo por manipulación de sustancias inflamables, ya que los autores no respetaron las normas mínimas de seguridad y emplearon materiales no adecuados y conexiones ilegales deficientes y precarias, por lo que este tipo de actuaciones delictivas suponen una auténtica temeridad por parte de los autores de los hechos", subrayaron.

Según el relato de hecho de la Fiscalía de Ciudad Real, Antonio B. C. tras alquilar la parcela, «por sí mismo o en connivencia con otros», perforó la tubería del oleoducto a la altura del punto kilométrico 60,409, atornilló un collarín de fleje o abrazadera en sus laterales, roscó una válvula de raíz de alta presión y a continuación una manguera semienterrada para extraer gasóleo. Luego lo almacenaban y transportaban para su venta en furgonetas y otros vehículos. Aquí entraba en escena José Alberto P.R. , presuntamente encargado de extraer el gasoil, vigilar y custodiar la mercancía que se almacenaba en los depósitos, así como del control de las vías de acceso, según las acusaciones. La Guardia Civil les detuvo a mediados de 2019 por el presunto robo de hidrocarburos del Oleoducto Puallo, daños y otros estragos causados. La Fiscalía pide que indemnicen a la Compañía Logística de Hidrocarburos con 67.934 euros.