«Si crees en un mundo más justo, tienes que ser feminista»

Laura De Grado (EFE)
-

Las minorías y las comunidades más desfavorecidas ocupan las letras de esta compositora y cantautora albaceteña, que no duda en defender el papel de la mujer a través de su música reivindicativa

«Si crees en un mundo más justo, tienes que ser feminista» - Foto: Emilio Naranjo

La cantante Rozalén, cuyas letras se han convertido en todo un himno para el movimiento feminista, no se conforma con la música. También se ha adentrado en el mundo de la literatura, de la mano de su primer libro, Cerrando puntos suspensivos.
«Ahora todo lo nuevo que estoy escribiendo sale desde mi ser persona y mi ser feminista», explica Rozalén (Albacete, 1986), que ya está trabajando en futuros proyectos en los que el papel femenino estará muy presente, porque, como confiesa, las mujeres son las que le han «marcado mucho».


Compagina la música con su primer libro, Cerrando puntos suspensivos (Aguilar), ¿cómo ha sido el recibimiento?
Creo que se ha recibido bien, con cariño, porque no es un libro ambicioso, ni pretende ganar un premio de literatura. Son unas vivencias que yo he ido vomitando en estos años de aprendizaje.


Su música se ha convertido en himnos del movimiento feminista, ¿cómo ve esta nueva ola?
La veo con esperanza y optimismo. Si quieres ser buena persona, si quieres estar en el lado bueno de las cosas, si crees en un mundo más justo, tienes que ser feminista.


Esta evolución que está viviendo actualmente el movimiento feminista también está teniendo una cadena de reacciones, ¿qué piensa sobre ello?
Cuando hay un movimiento tan bestia, lo que ocurre es que resurge lo contrario. Durante toda la Historia de la Humanidad, siempre ha habido ventajas para el hombre y quien está acomodado no quiere perder todos esos privilegios. Lo que me molesta es que quieran cambiar los conceptos.


A la hora de crear nuevas letras, ¿tiene en cuenta que la gente ve su música como un referente del feminismo?
Con La Puerta violeta estaba haciendo una canción que a mí me liberaba, y cuando una hace algo que a una le sirve, como somos la misma cosa, les sirve a las demás. Además, soy cantautora, somos poquitas en un mundo de hombres y, quizá, era eso lo que faltaba, que nos contaran las cosas desde la canción de autor, desde el ser mujer. Ahora todo lo nuevo que estoy escribiendo sale desde mi ser persona y mi ser feminista.


¿Existe el machismo en el mundo de la música?
Me siento súper respetada por mis compañeros, pero es algo que está tan incrustado, que tanto ellos, como yo lo reproducimos. Es esa parte paternalista que tienen conmigo, por ejemplo, mis compañeros, que a veces no se dan cuenta y no lo hacen con mala intención, pero les doy un toque.
A nivel estético y físico a las mujeres nos exigen algo que a los hombres no. Las cosas no están iguales y por supuesto que hay machismo.


¿Cuál es su opinión respecto a las letras machistas?
Sinceramente, no sé muy bien qué opinar porque entran muchas cosas, entra la libertad de expresión y entra la censura. Pero claro, hay canciones que nos denigran a las mujeres y que denigran los derechos humanos. Hay canciones que son verdadera poesía, hay que tener en cuenta el contexto, el momento en el que se hicieron. Creo que no tenemos que ser muy radicales en lo que viene siendo el arte y la cultura porque ahí es donde somos libres.


Siempre lleva una intérprete de signos, ¿es esto una apuesta por la música inclusiva?
Hay que hacer, más que decir. El hecho de que yo lleve una intérprete dice a todo el mundo que viene a vernos que creemos en un mundo más justo e igualitario. Que las personas sordas también tienen derecho a disfrutar de la cultura y que nadie tiene que ser señalado por sus diferentes capacidades, porque absolutamente todos somos diferentes y a la par iguales.


¿Por qué la gente conecta con su música?
Creo que lo que hacemos es súper honesto, es lo que llevamos haciendo toda la vida, lo que pasa es que ahora a la gente le ha gustado y me han dado un altavoz. Creo que lo natural, lo normal y lo honesto está de moda.


¿Está trabajando ya en nuevos proyectos? ¿Las mujeres están dentro de ellos?
Por supuesto, no puedo parar porque si no me muero. Estoy componiendo ya cositas para el próximo disco. Lo de las mujeres es algo que va en mí, todo el rato estoy hablando de mi abuela y de mi madre porque las mujeres de mi casa me han marcado mucho.