scorecardresearch

1 de cada 4 médicos, a las puertas de jubilarse en cinco años

Hilario L. Muñoz
-

La presidenta del Colegio de Médicos advierte de una situación que puede derivar en falta de profesionales y que necesita más residentes para el recambio generacional

1 de cada 4 médicos, a las puertas de jubilarse, en cinco años - Foto: Rueda Villaverde

La necesidad de profesionales sanitarios es uno de los aspectos claves de cara al futuro de la sanidad española. Desde hace años se lleva advirtiendo que se deben habilitar más plazas para residentes que compensen las jubilaciones en el sistema y también aquellos estudiantes que tras finalizar la residencia optan por el extranjero como destino. 

Se trata de un aspecto que preocupa en España, donde el Ministerio de Sanidad lleva desde 2007 encargando informes para planificar las necesidades de médicos. Su último documento, Oferta y necesidad de médicos especialistas en España (2021-2035), señala que en Castilla-La Mancha el 22,4 por ciento de los médicos supera los 60 años y el 47,9 por ciento los 50. Esto implica que casi uno de cada cinco entrará en edad de jubilación en el próximo lustro y la mitad podría jubilarse en ese horizonte de 2035 si se mantiene la edad de jubilación de los 65 años, aunque hay sanitarios que optan por alargar su vida laboral hasta los 70. La situación es aún más preocupante si se diferencia entre primaria, con un 36,7 por ciento de médicos por encima de los 60 años, y un 16,6 por ciento, en la especializada. 

La provincia de Ciudad Real no escapa a esta condición, donde hay 580 médicos en activo que superan los 60 años de edad, cuando en total hay 2.412 colegiados en la provincia y que ejercen, según datos aportados por el Colegio de Médicos de Ciudad Real. El dato implica un 24 por ciento, es decir, uno de cada cuatro médicos de Ciudad Real podría jubilarse en los próximos años. 

Frente a esta situación hay dos posibilidades, como es la ampliación de plazas MIR y permitir que llegue el talento. El próximo año hay unas 80 plazas de MIR ofertadas en la provincia, cuya formación necesita entre cuatro y cinco años, en función de la especialidad. Esto implica que en los próximos cinco años, con el ritmo actual, se formarían unos 400 nuevos médicos especialistas, insuficientes si se compara con el más de medio millar que podría jubilarse, si no alarga su periodo de descanso. 

«El futuro es algo negro», resume la presidenta del Colegio de Médicos de Ciudad Real, Concha Villafáñez, sobre la situación que tiene por delante el colectivo. «Esto no es una gripe o un coronavirus, que surge de repente. Aquí hay falta de previsión y de planificación absoluta de las autoridades», indicó su presidenta. En este sentido, para Villafáñez, la clave está en que la edad de los médicos es conocida, se hacen estudios y pese a ello, «no se han tomado las medidas» adecuadas para evitar que la profesión se quede en «una situación muy precaria». 

De hecho, la presidenta recuerda que lo que ocurre en Ciudad Real pasa en toda España, «el recambio es absolutamente insuficiente» porque no se han hecho los reajustes y las medidas que había que tomar. Esto implica la necesidad de ajustar la oferta MIR a las plazas ofertadas para estudiantes de Medicina. «Crece el número de estudiantes, pero las plazas MIR no crecen igual», por lo que considera que es necesario ajustar al ritmo de jubilación esta especialización. Además, para evitar que los médicos terminen trabajando en otro país, habría que «hacer más atractivos los sitios de difícil cobertura».

Un último apartado es el COVID, que ha hecho que haya muchos médicos que se hayan replanteado su decisión de alargar la vida laboral. «Creemos que debe hacerse la jubilación más flexible», ya que tras el coronavirus «el número de jubilaciones ha sido mucho mayor» de lo que se hubiera esperado debido a las condiciones que se ofrecen para alargar la vida laboral y la precariedad en algunos servicios.