Una mirada a unas mujeres libres

M.L
-
Una mirada a unas mujeres libres - Foto: Tomás Fernández de Moya

El antiguo casino acoge una muestra de la Fundación Alselmo Lorenzo de la CNT que refleja el trabajo de un colectivo de mujeres feministas y anarquistas que se creó en 1936

Un total de 16 paneles expositivos componen la muestra ‘Mujeres libres (1936-1939). Precursoras de un mundo nuevo’, que trata de recuperar la historia de un colectivo femenino y anarquista que decidió luchar por sus derechos y por los de la clase trabajadora. Esta muestra, que estará ubicada en el antiguo casino de Ciudad Real hasta el próximo 21 de enero, fue inaugurada ayer con el objetivo de «dar visibilidad» a la historia de dichas mujeres que tenían los dos principales ingredientes para ser silenciadas: ser mujeres y anarquistas, según explicó la comisaria de la muestra, Sonia Lojo.
Esta exposición de la Fundación Anselmo Lorenzo, de la CNT, llega a la capital de la mano de Feminismos Ciudad Real tras visitar distintas ciudades, la última Alicante, y para poner rumbo después a Alcázar, Toledo e incluso París. La muestra es el fruto de un trabajo de investigación y en ella se evidencia la incidencia de dicho colectivo en cuestiones como la maternidad, la prostitución, el amor libre, el empleo o la educación, «con postulados bastante modernos que todavía por desgracia se siguen reivindicando en la actualidad».
Este colectivo se creó en abril de 1936, sólo unos meses antes del inicio de la Guerra Civil, y de ahí que también se refleje su incidencia en cuestiones como las milicias, «su principal lucha era antifascista», y en los cargos laborales que desempeñaron cuando los varones se marcharon al luchar, por lo que «se encargaron de llevar la vida económica, política y social de la época».
Además de los mencionados paneles informativos, la exposición cuenta con locuciones radiadas que hablan sobre el feminismo y la cultura, ya que «lo más importante para ellas era elevar socialmente a la mujer a través de la cultura y la alfabetización, ya que la tasa de analfabetismo era muy grande, de un 70%, y querían formar mujeres independientes, capacitadas y captarlas hacia las ideas libertarias, que eran su base», indicó Lojo.
Por su parte, la concejala de Igualdad, Manuela Nieto, subrayó que es el fruto de un trabajo de investigación y de ahí que animara especialmente a visitarla a los centros educativos y a la Universidad. «En este momento es un buen punto de encuentro para todos los hombres y mujeres feministas y visibilizar esa lucha de la época», dijo.