"No pedimos que cambien sus ideas, sí que respeten la ley"

Agencias
-

Pedro Sánchez, tras la aprobación en el Consejo de Ministros, concede los indultos a los presos del procés, sin cuestionar la sentencia del Supremo, y recalca que lo más importante es retomar la vía del diálogo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que con los indultos aprobados para los dirigentes independentistas, no se les está pidiendo que cambien o renuncien a sus ideas, pero sí que las defiendan en el marco de la legalidad.

Sánchez ha lanzado ese mensaje en su declaración institucional en el Palacio de la Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado los indultos para nueve dirigentes independentistas del procés.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en la "utilidad pública" de los indultos y se ha mostrado convencido de que, con ellos, "hay camino" para a convivencia.

"No pedimos que cambien sus ideas, sí que respeten la ley" - Foto: Emilio Naranjo

La medida de gracia ha recalcado que no exige que los beneficiados por ella cambien sus ideas.

"No esperamos tal cosa. De hecho, las personas encarceladas jamás fueron sancionadas por sus ideas, sino por sus actos contrarios a la legalidad democrática", ha añadido.

En esa línea, ha manifestado que una democracia fuerte como la española no pide a nadie que renuncie a sus ideas, pero exige que todas las ideas se defiendan en el marco de la legalidad.

"Ahora es el momento de la política de pasar página y de volver a la vía que no se debió abandonar", ha reclamado el presidente, tras dejar claro que estos indultos "no ponen en cuestión" la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los independentistas, y además están condicionados a que los beneficiados no vuelvan a quebrantar la ley.

 

"Una Cataluña plural con alto grado de autogobierno"

"La sociedad española quiere una Cataluña próspera, plural y solidaria y con alto grado de autogobierno, una Cataluña sin España ni sería europea ni próspera", ha enfatizado. "España sin Cataluña no sería España, como Cataluña sin el resto de España no sería Cataluña. Esta certeza es el norte que guía nuestro camino. Hay camino", ha ahondado.

Sánchez también ha confirmado que se trata de indultos parciales, que mantienen la condena por inhabilitación, y que están sujetos a una "condicionalidad", porque todos "quedan condicionados a que no se acometan delitos graves" en un plazo de tiempo. "De lo contrario, quedarían sin efecto", ha avisado.

Además ha afirmado que aunque afectan a nueve personas, el Gobierno piensa, al tomar esta decisión, "en los cientos de miles de catalanes que se sienten solidarios con quienes están presos", y "en muchos otros", tanto en Cataluña como en España, que no defienden los actos de los indultados pero "sí creen que ya han cumplido suficiente castigo".

 

"Merece mucho la pena intentarlo"

Sánchez ha reafirmado que su objetivo con esta medida es "abrir un nuevo tiempo de diálogo entre personas alejadas" que no puede "ignorarse". "Encontraremos dificultades en el camino, pero creo que merece mucho la pena intentarlo por los españoles, por todos los catalanes, por nuestros hijos, por la sociedad entera, se merecen un futuro", ha recalcado.

"El objetivo del Gobierno es ayudar a lograrlo. En este día miramos al futuro con más optimismo, con esta acción queremos abrir una nueva etapa de diálogo, de reencuentro, y cerrar de una vez por todas la división y el enfrentamiento. La democracia española demuestra hoy su grandeza, y es una buena ocasión para que demuestren la suya aquellos que la cuestionan", ha sentenciado. "Ahora es el momento de pasar de página", ha zanjado.