scorecardresearch

Penas de cárcel y 46.600 euros por saquear yacimientos

Pilar Muñoz
-

La fiscal de Medio Ambiente llama la atención sobre la práctica de expolio de patrimonio histórico «bastante extendida» en la provincia, tanto de vecinos como grupos organizados

En el pasado enero, la Guardia Civil investigó a dos personas por expoliar un yacimiento del Paleolítico en la capital

Un grupo de personas han sido condenadas a penas de cárcel y al pago de más de 46.600 euros por expolio y daño al patrimonio histórico de Ciudad Real. Según ha indicado a este diario la fiscal delegada de Medio Ambiente y Urbanismo, Aránzazu Vinuesa Mora, los hechos se remontan a 2014 cuando agentes del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Comandancia de Ciudad Real detuvieron a varias personas por saquear yacimientos de la provincia. El juicio se ha celebrado ahora y se les ha impuesto una condena de dos años de cárcel y a abonar 46.627 euros en concepto de responsabilidad civil por los daños causados al patrimonio histórico de la provincia de Ciudad Real. Los ahora condenados pertenecían a un grupo organizado dedicado a expoliar yacimientos y se le imputaban una quincena de hechos delictivos de esta naturaleza en la provincia.

La fiscal delegada de la Sección de Medio Ambiente de la Fiscalía Provincial de Ciudad Real lamenta que las prospecciones ilegales sean una práctica «bastante extendida» en la provincia. Según el Seprona, no sólo algunos vecinos de las comarcas se dedican a esta práctica ilegal, también gentes de comunidades limítrofes que, de manera organizada, se desplazan a la provincia provistos de aparatos detectores de metales y de otros útiles para saquear yacimientos arqueológicos, «incautarse de cuantas piezas históricas de su interés encuentren», ha señalado la fiscal.

El fácil acceso a los yacimientos y las escasas medidas de vigilancia de que disponen, en general, favorece este tipo de expolio que son constitutivos de «delitos contra el patrimonio histórico».

La fiscal también ha formulado acusación contra otro grupo de sujetos por delitos de esta naturaleza. Los hechos se remontan a agosto de 2017 y tras la detención se les incautaron diversas piezas arqueológicas del yacimiento Los Toriles II, en el término municipal de Villarrubia de los Ojos. Los detenidos causaron daños valorados en 47.694 euros.

Del mismo modo, la fiscal ha pedido penas de cárcel para varias personas que fueron sorprendidas en junio de 2019 en Infantes con detectores de metales y azadas realizando prospecciones. Del mismo modo, se han abierto diligencias por hechos similares en el yacimiento arqueológico Villa de San Isidro, en el término municipal de Alcubillas. En este caso, los desperfectos se estiman en 8.157 euros.

Condena a furtivos. Por otro lado, dentro de los procedimientos incoados por delitos contra la flora y fauna, el pasado viernes se condenó a dos furtivos por caza con galgos. Se les sentenció por delitos tipificados en los artículos 335.2 y 4 del Código Penal, según ha informado la fiscal delegada de Medio Ambiente y Urbanismo.

Según la fiscal de Medio Ambiente, los casos de furtivismo son frecuentes en la provincia y lamentablemente la mayor parte de los procedimientos incoados son «sobreseídos por falta de autor conocido». De ahí que valore que se haya podido sentar en el banquillo de los acusados a dos furtivos por cazar con galgos.