scorecardresearch

«El objetivo es promocionar y difundir el azafrán y luchar contra el fraude»

A. Pobes
-

Entrevista a Leandro Sanz, presidente de la DO Azafrán de la Mancha

Leandro Sanz. - Foto: La Tribuna de Ciudad Real.

Cómo afronta el nuevo cargo?

Con mucha ilusión porque tenemos muchas ganas de llegar a la presidencia y hacer muchas cosas nuevas.

Y, ¿cuáles son esos retos que se ha marcado?

El principal, continuar con la labor de luchar contra el fraude que hay con el azafrán que procede del extranjero y que se está vendiendo como producto español, así como mejorar el pliego de condiciones de los estatutos, que se remontan al año 1998,  tiempo en el que se creó la Denominación y que desde entonces no se han cambiado. Y sobre todo, promocionar y difundir el azafrán, pues aunque todo el mundo lo conoce luego realmente no se sabe  usar y existe la falsa creencia de que es muy caro, por lo que al final el ciudadano lo considera un  producto de lujo, y eso es algo que se debería cambiar también.

La Denominación de Origen se creó hace 17 años, desde entonces se viene luchando por evitar el fraude. ¿De qué manera se puede conseguir ahora?

Con denuncias, pero el problema es que denunciar a cualquier empresa que creamos que esté cometiendo un fraude tendríamos que correr nosotros con los gastos, y la verdad es que las administraciones no nos están apoyando mucho. A principios de año se creó una nueva legislación que obligaba a que en el envasado había que poner la procedencia del producto, y de momento no se está haciendo nada. Hubo un periodo para adaptar los envases y aún no se ha denunciado a nadie y el tema está muy parado.

¿Cuántas denuncias se han puesto por parte de la DO en contra del intrusismo?

Desconozco el número total, pero sé que ahora mismo hay tres denuncias en curso a tres empresas españolas. El trabajo es continúo, siempre se están haciendo algunas nuevas, pero menos de las que nos gustaría, ya que supone elevados costes y al final el proceso se alarga, lo que hace que cuando llega a la empresa que se está denunciando esta ha desaparecido y es imposible encontrarla. El azafrán estuvo a punto de desaparecer hace unos años debido a la incorporación de azafranes extranjeros.

¿Castilla-La Mancha es una de las regiones más productores de azafrán?

Ahora mismo, el país que más azafrán produce es Irán, aunque también hay otros lugares como Marruecos o Argentina. El que se produce en Irán se están vendiendo en España a un precio más bajo y comparando con el nuestro tiene muchísima peor calidad. En nuestro país, más del 90 por ciento del azafrán se produce en Castilla-La Mancha en las provincias de Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete, siendo esta última la provincia que más produce.

¿Qué diferencias hay entre el azafrán que llega de Irán con el que se produce en España?

La frase de que lo barato te sale al final caro se puede aplicar en este caso, pues además de la calidad, que es mucho peor, el aroma, el sabor y el color no tiene comparación. A la hora de abrir un tarro de La Mancha y otro de Irán, el aroma de este último es mucho más rancio que el nuestro que es más global y agradable, e incluso en el momento de usarlo en las comidas como colorante también se ahorra mucho echando el de aquí. Incluso la hebra es más grande y el color rojo vivo no lo tiene el de fuera. Además, si a ello se suma el sello de la Denominación de Origen nos garantiza que el producto es máxima calidad.   

¿Quizás ellos han sabido promocionar mejor el producto que los españoles?

El mercado demanda el producto español, lo único que se está vendiendo iraní como español, y en precios y en mano de obra no podemos competir. Así, por la zona de Albacete se suele pagar más de 2.000 euros el kilo de azafrán.

¿Es rentable dedicarse a la producción de azafrán?

Ahora mismo sí. En los últimos años está siendo bastante rentable, ya que se está produciendo mucho más.  

Entonces, ¿no hay problema de excedentes?

Hace dos años, las envasadoras tenían  bastante producto acumulado e intentaron gastar poco,  por lo que hubo problema de excedentes, pero este año ya se ha gastado todo el azafrán.

La campaña comienza en noviembre, aunque es pronto ¿hay ya una previsión de cómo va a ser esa campaña?

En principio, bastante buena. La primavera llovió algo, ya que el azafrán con un poco de agua ya da buenos rendimientos, aunque la clave estaría en los meses de agosto y septiembre, las precipitaciones en esa época es fundamental para el producto.