scorecardresearch
Jesús Fuentes

ÁNGULOS INVERTIDOS

Jesús Fuentes


Una Fundación

19/11/2021

Guadamur, por su distancia de Toledo,  estaba llamado a ser  campo sembrado de urbanizaciones impersonales en las que alguien tuviera plantaciones encubiertas de cannabis, falsificara billetes  o 'cocinara' drogas para colocar en Madrid, un mercado cercano. De esas emociones tan densas que, de vez en cuando aparecen en los medios de comunicación en urbanizaciones de pueblos próximos a Toledo, decidieron prescindir. Las aventuras inesperadas, más los problemas cotidianos que generan este tipo de urbanizaciones,  las dejarían para otros.
¿Y cómo actuó Guadamur? Mirando a sus propios recursos, entre ellos un castillo magnifico y, sobre todo, convirtiéndose en un exponente real de las huellas de un pueblo ignorado. Me refiero a los visigodos que plantaron su capital en Toledo y como toda capital  debió crear un foco de riqueza a su  alrededor. Las pistas existían, pero había que prestar  atención al lenguaje oculto del pasado. Sí habían aparecido unas coronas votivas de un valor singular en un paraje de su territorio, probablemente era algo más que el descubrimiento fortuito de un tesoro  enterrado  en los tiempos  imprevisibles de la llegada de árabes y bereberes a Toledo. ¿Por qué escondieron un tesoro en ese lugar y no en otro cualquiera? Era cuestión de investigar, de mirar los signos de la Historia. Aunque tenían que confluir algunas casualidades, no tan casuales. Un arqueólogo de profesión y un municipio con unos regidores con las ideas firmes de que el ladrillo forma burbujas que periódicamente explotan. Mejor, la arqueología, que no da disgustos y sí emociones insospechadas, como se  experimentan en las películas de Indiana Jones.
Han transcurrido algunos años de los inicios del proyecto y ahora el Ayuntamiento de Guadamur ha constituido una Fundación para potenciar las excavaciones en torno al paraje de Guarrazar,  donde se encontraron unas coronas votivas tan llamativas como hoy las contemplamos. La Fundación quiere potenciar el desarrollo y la ejecución de trabajos arqueológicos. Quiere fomentar la Cultura a través de las artes y las letras en relación con la historia visigoda y quiere que la vida del pueblo y de sus visitantes gire en torno a los descubrimientos del pasado. Es decir, una apuesta por la Cultura como instrumento de calidad de vida sin alterar  los ritmos pausados de un pueblo  acogedor.