Argentina, en el punto de mira

D. M.
-

Los vinos del hemisferio del Sur empiezan a competir con precioscompetitivos en un mercado internacional marcado por la bajacosecha. Las bodegas ciudadrealeñas se mantienen al acecho

Argentina, en el punto de mira

La undécima edición de la World Bulk Wine Exhibition (WBWE) concluye para las cuatro grandes cooperativas de la provincia: Virgen de las Viñas, Bodegas Yuntero, Cristo de la Vega y Vidasol con la mirada puesta en el precio. La feria de este año no les ha obligado a batirse intensamente con sus principales competidores -Argentina y Chile- como en la edición anterior. La cosecha ha sido «corta» y el reclamo de los graneles españoles, sobre todo de las 39 castellano-manchegas, es intenso. «No sabemos si el precio al alza se mantendrá más allá de la Navidad. Parece que sí, pero existe cierta incertidumbre de cara a los próximos meses», confiesa Enrique Cepeda, gerente de la mayor cooperativa de Europa, Virgen de las Viñas. Entre las cuatro cooperativas ciudadrealeñas se reparten la disputada porción de un mercado que va al alza y tiene en los países del Este a unos futuros competidores por el vino a granel del hemisferio norte.
«Argentina quiere limpiar la era», describe de forma coloquial el presidente de Vidasol y también del Progreso, Jesús Julián Casanovas. «Está a punto de empezar su campaña y viene con su particular Black Friday del stock de la cosecha anterior y ofrece precios más competitivos» pero a la vez, cree, que con «peores calidades». Para el gerente de la Cristo de la Vega (Crisve), Jesús Manuel Delgado, la actividad en esta edición ha sido, a su juicio, «baja» ante «la falta de demanda en el mercado. No hay compras porque no hay demanda». Reconoce contactos  y futuros negocios, «pero vender, vender, poco», lamenta.
Yuntero, pese a reconocer que el negocio se trabaja durante todo el año y no en un solo día, alaba la iniciativa de un marco como la feria de granel para posicionar los vinos y sondear el mercado de cara a la campaña de ventas: «No sabemos si nos obligaremos a bajar el precio en los próximos meses por el estocaje de Argentina» con precios muy por debajo de la media que suelen oscilar, los blancos, entre los 3,6 y los 3,9 euros hectólitro grado, mientras que los tintos superan los cuatro. No es casualidad que un ministro argentino visitara la feria el lunes para estar con sus productores, que tienen un lugar destacado en la feria.
más países emergentes. El hemisferio sur no es la única amenaza que compite con los graneles españoles. Los países de Europa del Este, con vinos muy especiales por sus aromas frutales, son otros ‘enemigos’ a batir, apunta Cepeda. Sin embargo, la distancia aún es grande y el coto de Alemania, Francia e Italia -principales países a los que se dirigen los productos vitivinícolas de la Mancha, está cerrado para países emergentes como Chile, la propia Argentina y nuevos actores que ven en el granel una oportunidad para introducir sus productos.